Los patrones se repiten.

¿Cuál es tu más pura esencia, cuál tu poder?

“Todo sigue un patrón” y “Las ecuaciones son el pensamiento de Dios”. Dos frases que quedaron bailando en mi mente después de ver la película “EL hombre que conocía el infinito”, que por cierto podría recomendarla pero me abstengo, las impresiones son tan personales, lo que para unos puede ser sorprendente, para otros podría llegar a ser un real y eterno aburrimiento o incomprensión, como pasó con Cloud Atlas. Por lo tanto,  que el camino se abra.

Volviendo a la frase con la cual comienzo estas divagaciones, si  todo sigue un patrón, y los fractales son un patrón geométrico que se auto replica infinitamente, así pues serían los pensamientos y acciones. La energía vibrando, que es la que nos da la apariencia de lo material o la forma, se mueve fractal y auto replicable, ante ello, también los pensamientos y las creencias. Nos vamos multiplicando y traspasando unos a otros con Sigue leyendo

Anuncios

La nueva casa

vista terrazaHace varios meses vendí  mi antigua cabaña en Laguna Verde, ¿Cómo explicar las sensaciones que experimenté después de firmar los papeles, teniendo la certeza que algo ya no te pertenece, que ya no formas partes de esa realidad. Tal vez es parecido a tocar la túnica de la muerte. Te falta un poco  el aire,  nada encaja, ¿que algo se escapa y no lo puedes retener?. Creo que era un poco de todo lo anterior  y la verdad es que no era la casa, era lo vivido en ella. Dejar los árboles con los que entablaste diálogos eternos, el amor por cada flor plantada y lo entrañable que te daban. Ese parloteo incoherente que tienes cada día con todos ellos. Sigue leyendo

Nosotros.

Los días se deshacen en las vidas de cada uno de nosotros, los que leen, yo. Los instantes van armando con cada acto y pensamiento nuestras vidas, vidas tan únicas y distintas, tan de ustedes y mía, tan únicas y sin embargo una  que lo contiene todo.

velas flotandoHabía comenzado a trabajar en el libro en el cual estoy sumergida hace un tiempo, el último. Echo a andar la música, prendo la vela, abro esa puerta imaginaria donde después de cerrarla nadie puede entrar, nadie más que esa Patricia que desaparece hasta de sí misma, de los pensamientos que la visten, de todo lo que es.

El viento golpeó una ventana y no sé por qué, algo comenzó a dar vueltas en mi mente, me fui a archivos, abrí el libro de Jacobsen, luego Rilke, terminé con D. Agustini, hace tanto que los leía y me gusta husmearlo de tanto en tanto, Sigue leyendo

Cristián Warnken

Encontré este artículo de un hombre que me encanta, y creo que después de leerlo el poder de encantamiento ha aumentado, además, sostiene mi teoría, sólo hay dos caminos para despertar a la comprensión, la consciencia; el dolor o la comprensión. Después de un  dolor o pena profunda, el ser humano llega al vacío y en él puede tocar un nivel de comprensión mayor. Es difícil medir ese nivel en otro ser humano, generalmente nos dejamos llevar por lo aparente, lo que ese ser humano vende,  la ropa que viste, las frases, etc. Todos vendemos una, el escritor la de bohemio, el empresario la de exitoso…, lo que se nos hace difícil es mostrar la hondura de nuestro ser, ahí nos exponemos, quedamos vulnerables, desnudos.

Cristián Warnker, profesor de literatura, poeta y conocido entrevistador. Por más de diez año mantuvo con éxito el programa, “La belleza de pensar” programa que se convirtió en el referente intelectual de la televisión chilena. Me gustaría compartir esta entrevista un poco más allá de nuestras fronteras, vale  la pena. Me siento absolutamente identificada con estas palabras,  no podría decir que me hubiera gustado escribirlas a mí. El dolor no es un visitante bienvenido, pero sí lo que nos deja. Que la disfruten.

Fuente: Revista Paula. Period. Valentina Rodríguez.

“En la plaza Aníbal Pinto, en pleno centro de Valparaíso, hay un hombre muy alto, de casi dos metros, vestido de buzo, zapatillas, con un cuaderno en la mano. En esta mañana de diciembre, como casi todos los días, Cristián Warnken (55) camina. Hoy lo hace hacia el Cerro Concepción.

cristian-warknerEn el trayecto se queda pegado mirando gente, balcones, hablando con cualquiera. Toma una micro y habla. Dice que, aunque no tiene smartphone, ni auto ni usa su tarjeta de crédito y pese a que persigue el silencio y establece pausas en medio del día, no tiene una vida tan tranquila. Que lo anhela con toda el alma, pero que no.

Que no quiere que lo conviertan en un emblema de la vida lenta. “No existen los maestros. No existen los gurúes”. Sigue leyendo

Marrakech

Al abrir la puerta del avión  me aplastó un golpe seco y violento, eran los 47 grados de temperatura, me recordó Abu Dabi, donde apenas pude respirar pero al mismo tiempo me invadió esa sensación de no saber dónde estaba y al mismo tiempo darme cuenta de donde estuve toda mi vida, había tanto que descubrir, el mundo es tan pero tan grande y diverso, había que tocarlo, acariciarlo, ¡asombrarse!. Fue entonces cuando quise descubrirlo todo, respirar los rostros, sumergirme en las miradas, tocar, al menos sutilmente tantos colores de piel, olores y sabores. Sentimientos y asombro. Eso pasa cuando comienzas a descoser el mundo, cuando las delgadas líneas de las fronteras se caen y empiezas a invadir, casi sin delicadeza, las vidas de todos esos seres a los que observas, y si tienes suerte, logras convivir algo más que solo pequeño instante con ellos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Marruecos, o hablemos de Marraquech ya que Marruecos tiene mucho más para ofrecer que sólo una ciudad, te engaña, al principio crees estar en las mil y una noches, y luego te encuentras en un mundo que debes, no hay otra salida, debes sumergirte en silencio para Sigue leyendo

MASIA AL ANDREVA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estando en España ya un tiempo, y a pesar de que vivimos en una montaña, tal vez tratando de buscar lo más parecido a Laguna Verde, ya saben, ese paraíso al que tanto amo, donde los bosques y el mar silban sin ninguno apagar la armonía del otro, decidí arrancarme aún más alto. Llegó a mis manos la oportunidad de tomar un taller de cocina (mi pasión, no mi misión) en una masia, y he quedado asombrada. Sí, creo que es un buen término para expresar lo que he vivido. Asombro es cuando llega a ti algo inesperado, en este caso, bellamente inesperado.

Después de caminar una hora y media con mucho sol y todo en subida, (había que dejar los autos al pie de la montaña),  comprenderán como llegué, sí, echa un harapo, roja, apenas respirando pero viva, no muy digna pero viva.  Cuando llegué me sorprendió la “casa”, en Sigue leyendo