Mientras sigo mi viaje

En este momento estoy en Cambodia, cansada, transpirada como un mono. Tratando de conectarme de mandar algunos correos.  De mi querido blog, de ustedes mis amigos.

En esta ciudad, Siem Reap, ha habido de todo. A ratos totalmente dispersa y otros, en un maravilloso silencio, observo. Lo observo todo y todo me admira y sobrecoge.  El templo de Angkor es …., como describir algo así, sobrecogedor, sí, sobrecogedor cuando logras encontrar un espacio para sentirlo y ser en él. Los turistas son miles, asfixian. Pero aparte de ellos, es imponentemente, grandioso.

Si puedo, si el internet que dispongo en este momento me lo permite, subiré parte de las crónicas de este viaje, son largas, así que veamos si tienen un rato de oscio para leerlas, sino, ya les contaré m[as abreviadamente.

Namaste desde Cambodia, Siem Reap. angkor

 

Anuncios