Cuento de sabiduría.


Dos pequeños cuentos de sabiduría que comparto con alegría.

Espíritus pacíficos
Eran dos eremitas que llevaban años entrenándose en la quietud de la mente y la generosidad del corazón. Vivían juntos en la cima de una montaña desde hacía tiempo y jamás habían discutido. Un día, uno de ellos, divertido, le dijo al otro:
-¿Por qué no discutimos un poco ya que nunca lo hemos hecho? Al parecer todo el mundo lo hace.
-Si te empeñas en ello -dijo el compañero-. Sí, tienes razón, nunca hemos discutido ni regañado por nada.
-Pues ahora yo coloco esta escudilla entre nosotros y digo que es mía, y tú afirmas que es tuya y empezamos a discutir, ¿te parece?
-De acuerdo.
Entonces el eremita que había tenido esta idea dijo:
-Esta escudilla es mía.
El compañero replicó:
-No, es mía.
Y el otro dijo:
-Sí, es tuya.

Pensamientos
El discípulo estaba desalentado por el descontrol de su propia mente. Le comentó al mentor:
-Maestro, se me ocurren tantos pensamientos, ¡tantos pensamientos!
Y el mentor repuso:
-Sí, no tengo la menor duda de ello, pero en cambio, necio de ti, no se te pasa por la cabeza preguntarte a quién se le ocurren esos pensamientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s