Reflexiones desde un rincón del Himalaya

Como decía en el anterior post, he dejado a un lado un montón de hojas en las que escribí las crónicas de este nuevo viaje a India. Después de estar algún tiempo en Rishikesh, la ciudad del yoga de India y que en lo particular, además de ser como toda India, una ciudad bella y llena de color, no marcó nada significativamente profundo en mí, por lo que me fui a mi destino, Dharamsala, sin embargo creo que todo lo que yo pueda escribir respectos a las aventuras y peripecias que pasamos cuando se viaja no como turista sino que adentrándote en la cultura de un país, posiblemente ya lo han escrito otros, por lo tanto me remitiré sólo a dos aspectos de singular importancia que llamaron poderosamente mi atención y que de alguna manera han modificado levemente mi futuro, o lo que crearé para él. Tengo la convicción que las Sigue leyendo

Anuncios

Ahondando India

Recién llevo unas semanas en India y ¡cómo he desandado estos caminos!. Los he desandando internamente, tanto que reescribo mi historia cada día en una página en blanco.

Tenía escritas varias hojas referente a las crónicas de este viaje, no las he podido subir antes porque sencillamente la señal en los lugares que me encuentro es mínima. Sin embargo creo que ha sido por alguna razón, siempre hay una y creo que mis crónicas no tienen ninguna importancia, al menos en este blog, que siempre ha querido tener un propósito más allá de lo aparente.

Creo que hay algo mucho más importante qué decir, estoy buscando las palabras. Amarrando las ideas, y mientras eso ocurre, hay tormentas en estas montañas que me llenan de una energía nueva. Rasguñar el cielo con la palma de una mano y abrigar el dolor de tantos con la otra, eso sería perfecto.

DSC_9335

Sigue leyendo

El perfume

opio aceite.

Solía comprarme o pedir que me regalaran perfumes, ¿cuáles?, variaban, dependiendo de la época, los procesos en que estaba, la ocasión. Fueron muchos, nunca florales, siempre amaderados.

Hace muchísimos años, en un viaje a Dubai me compré un pequeño frasco que decía “Opium”, me encantó, vidrio transparente, tapa negra y casi del mismo tamaño del frasco, unas pequeñas líneas doradas. Lo cuidé y mimé hasta que lamentablemente se acabó,  nunca pude encontrarlo  nuevamente, no ese.

El año pasado en India me llamó la atención las tantas tiendas; pequeñas y grandes, antiguas, modernas, atiborradas y sobrias, había para todos los gustos. Vendían aceites, perfumes, inciensos, todo aquello que deleitara el olfato. Pensé que tal vez era el momento preciso  para retomar mi búsqueda. Pregunté en cada ciudad que pasaba y por cada pequeña tienda de aceites o perfumes que se cruzaba en mi camino;  “tiene perfume o aceite esencial de opio?”.  Olí muchas variedades, abrían frascos pequeños, medianos, viejos y brillantes, pero ninguno de los aromas que volaban por el aire me tocaba el corazón, bueno, hasta que uno lo hizo.

Era una pequeña tienda casi escondida en un viejo callejón de Udaipur. La gente pululaba en un caos continuo, como en apariencia es India, los olores de los carros y tiendas de comidas trataban de tragarse todos los otros aromas que salían Sigue leyendo

India. Crónicas.

India, un viaje al interior.

Por fin puedo subir estas líneas. El internet del que dispongo no me permite subir algunas fotos, lo haré apenas pueda. Cariños.

(Gracias a mis compañeros de viajes, fueron los mejores. Carmen Gloria, Govinda Bava y mis guardianes)

“Govinda, nos esperaba con sus ojos limpios, una sonrisa amplia, gesto afable. De cabello largo y ralo, la barba blanca casi le tocaba el plexo.  FB sirve para algunas cosas, no fueron necesarias mayores introducciones, nos saludamos con afecto de inmediato.

El aeropuerto no era como lo imaginaba, pequeño y desordenado. Salimos rápidamente en Sigue leyendo

Personas y personas únicas

Hay personas, y personas únicas.

En cuál grupo estás tú?

Vamos por la senda de ser únicos en un mundo asombroso, pero lo olvidamos. Nosotros lo somos,  la humanidad entera lo es. Nosotros somos ella. Este maravilloso planeta nos lo recuerda día a día, sólo debemos verlo, sentir sin pensar, sentir simplemente con el corazón.

Han pasado días en que estuve sumergida en el mundo, con los papeles alborotados, las ideas incendiándose, y el tiempo corriendo como un avestruz por mis pies. Pero ahora ya está todo resuelto, ahora he vuelto a abrir los ojos Sigue leyendo

¿Eres? / Moonlight on a lotus

¿ERES?

¿Eres?

¿Eres la semilla en descanso
que espera paciente
partirse entre mis labios?

Tal vez, un dibujo de kandinski en mi memoria,
o un solfeo en manos de Vivaldi.
¿Dime, eres ese roble erguido Sigue leyendo

Dominó y el espacio tiempo

Entre el cielo y la tierra

 

La vida se parte en millones de trazos, los reales…, (y aún así no se ven)

Se pasean en tenue danza ante mis ojos,
mostrándome  los dos o tres lados que posee
cada milagroso instante, sincronizando los tiempos
para que imaginemos que baila junto a nosotros.

Imaginamos – la – vida – en – un – largo – eterno
– e -interminable – espacio – tiempo.
(Y pareciera que  se mueve ) y sin embargo,
todo acontece en – UN – solo – magnífico – instante
que une del primero hasta el último punto,
como un infinito e incansable juego de domino en cadena.

Cada movimiento determina el siguiente,
cada acción determinará la siguiente.

Y todo eso ocurre…, entre el cielo y la tierra
mientras mi faz sonríe.

(Libro: Entre el cielo y la tierra)