India. Crónicas.


India, un viaje al interior.

Por fin puedo subir estas líneas. El internet del que dispongo no me permite subir algunas fotos, lo haré apenas pueda. Cariños.

(Gracias a mis compañeros de viajes, fueron los mejores. Carmen Gloria, Govinda Bava y mis guardianes)

“Govinda, nos esperaba con sus ojos limpios, una sonrisa amplia, gesto afable. De cabello largo y ralo, la barba blanca casi le tocaba el plexo.  FB sirve para algunas cosas, no fueron necesarias mayores introducciones, nos saludamos con afecto de inmediato.

El aeropuerto no era como lo imaginaba, pequeño y desordenado. Salimos rápidamente en un taxi. Hacía frío, sentí remordimiento de tenerlo esperándonos a  tan altas horas, casi las tres de la mañana, me dijo que no importaba. Que todo estaba bien. Siempre todo está bien…

Mi primer encuentro con las calles de India fue extraño, la ciudad todavía estaba encendida, muchos “tuc tuc”, gente caminando, cabezas cabizbajas, desorden. Llegamos al barrio Paharghanj, Mein Bazar (creo se escribe así), nos habían recomendado no ir ahí, pero soy porfiada, Siempre estuvo claro que no queríamos tour, andar como rebaños por los lugares que otros deciden es lo mejor, no, no. Este era el centro neurálgico de los turistas patiperros, esos que se internan en el corazón de las ciudades, los que buscan deslizarse por las venas y no por la superficie de cada país.  No me equivoqué, estaba lleno de vida, las más diversas expresiones, rostros singulares,  actitudes significativas. El dolor, la indiferencia, la amabilidad.

 Los primeros días en India a pesar de todo lo singular que me ofrecía, no fueron fáciles,  ¿Dónde estaba la espiritualidad?, ¿me habían engañado, yo me había engañado?. Las personas en general no eran amables, nadie ayuda a nadie, cuando compras algo te “tiran” el cambio o lo que compraste y no es que lo hagan contigo, es su manera de moverse. Traté de no hacer juicios, no etiquetar ni prejuzgar, estaba ahí sólo para “ser”. Siempre había sido ese el objetivo, por lo tanto, no esperaría nada. Pero la verdad es que ocultamente siempre esperamos algo, yo, quería encontrarme con algo que me abriera caminos. Algo que justificará que  India fuera “India”, la cuna de la espiritualidad.

Un día cualquiera pregunté a Govinda por qué estaba ahí, refiriéndome a su búsqueda espiritual, me miró con sus ojos profundos y me dijo que él ya no buscaba, que simplemente le gustaba vivir en India, lo sentía su país. Con los días comprendí que ya se había despojado de todo aquello que pudiera atarlo, todavía no logro medir su estado de comprensión, creo que para él no es tema alcanzar uno. Simplemente él es feliz en el movimiento que ese país le entrega.

Govinda  vive el día a día con sus bienes, que son una mochila y el deseo de ayudar de forma generosa y abierta a los que piensa necesitan de una mano amiga, pero por sobre todo a los pobres, en su mayoría niños que materialmente no tienen nada, y en India, abundan. También percibí en él secretos, como todos los seres humanos, esos secretos que hacen que la vida que estamos experimentando sea como es, ni más ni menos, simplemente esa. No me importaban, tal vez eran buenos secretos.

N. Delhi es una ciudad que te pellizca las emociones (no el corazón) y ahí hay una gran diferencia,   la enorme cantidad de contraste, el abandono y miseria total de una gran mayoría, la enloquecedora carrera por lograr un mínimo de confort de otro gran porcentaje, y la riqueza más absurda de una minoría que contrasta de forma grosera con lo que es este país. Un país único, de extrema pobreza, de falta de esperanza y a la vez, de tanta riqueza.

Delhi nos recibe con sus enormes parques y arboles añosos que se abren por toda la ciudad, tienen la importante tarea de limpiar un aire que a ratos se hace intolerable. Creo que Delhi es un órgano que todavía no defino del cuerpo de India, pero uno del que quería salir pronto. (Todavía seguía con un grado de angustia, ¡¿Dónde estaba la espiritualidad?!). Dos días pasaron volando, ya estábamos en la estación con destino a Jaipur.

Jaipur fue una sorpresa, al comienzo era el mismo caos de Delhi, pero en menor escala, sin embargo a medida que vas pasando esos muros rosados y llenos de historia que rodean prácticamente toda la ciudad, te vas dejando llevar por el pink y por alguna razón comienzas a tolerar el ruido ensordecedor, el caos y los bocinazos se hacen tus amigos,  maravillosamente te adentras en la asombrosa naturaleza de aquello que te proporciona el asombro. Me dejé llevar por él.

En Jaipur nos alojamos en una Guest House, queríamos vivir la experiencia de vivir en una casa con verdaderos Hindúes, ahí nos abrió las puertas de su casa, Ankur y su familia, nuestros anfitriones, nos contaron algo de sus costumbres, pude ver con sigilo como los miembros de esa familia se desplazaban, sus labores y sus ojos. Ankur me habló de la existencia de las castas, ellos eran de los Brahamanes, su madre una mujer silenciosa y gentil nos preparó un almuerzo que no pudimos comer prácticamente, en India o te amigas al “Chili” o se te hace difícil comer. La pobre Carmen Gloria que a esas alturas estaba muerta de hambre, abrió sus ojos como plato tratando de decirme, “no puedo comer esto”, le dije que comiera lo que pudiera y que luego repondríamos fuerzas en algún restaurant. Eso la calmó, picoteó un poco de arroz y sería todo.

Las hermanas, varias mujercitas se movían como sombras por la casa. No eran sombras tristes, simplemente silenciosas. Bellas y silenciosas. El televisor todo el día prendido, escuchaban a una especie de pastor o algo parecido. “Es que a mi mamá le gusta escucharlo”, se excusó Ankur.

Me contó de los matrimonios arreglados, percibí cierto orgullo en su frase, “en India casi no hay divorcios”, me hubiera gustado decirle, “es que la mujer prácticamente no tiene voz” pero omití el comentario, creo que cada cultura debe abrir su propio camino hasta llegar al tan necesario equilibrio, incluso en el del género. Hombres y mujeres tenemos la misma intensidad en la medida para vivir.

Luego visitamos la casa de una familia amiga de Govinda, él también me encantó, era un joven al que pude ver su alma de inmediato, rígido, dispuesto, con algunas tristezas, no supe bien cuáles, pero podía ver a través de sus ojos, tal vez cuando se convive mucho con turistas se pierde la pureza del Hindú, esa que lo hace simplemente vivir. ÉL trabajaba como guía del castillo Amber. Su nombre es Vijay, no sé por qué algo tras su mirada me cautivó, tal vez veía a uno de mis hijos, no…, era más. Quedamos de seguir en contacto, sin duda lo haré. Su madre, hermana, mujer y sus pequeños hijos son sencillamente encantadores y bellos. Ambas familias marcaron una línea en este viaje, esas líneas por las que siempre sigue corriendo la energía que genera el amor.

Esa misma tarde comenzó el desfile por los castillos, el asombro ante los imponentes elefantes, por cierto “maquillados” bellamente, los monos distraídos que saltan por tu cabeza, las viviendas con un marcado estilo oriental, mezcla de casas cuadradas y funcionales, otras llenas de formas circulares y armónicas, pero la gran mayoría con pocas comodidades, simples. Limpias. Me ha llamado tanto la atención la ausencia de “cosas”, los occidentales nos llenamos de cosas, cualquiera sea esta cosa que no necesariamente necesitemos pero adquirimos, ornamentos, utensilios, mesas en rincones sólo para “vestir” una esquina, comedores de todos los estilos, acá todo es amplio y limpio, pero por sobre todo amplio, un sillón para sentarse, no para vestir paredes o rincones, una mesa, si es que la hay, para comer, no para dejar otra gran cantidad de figuras que siguen vistiendo de una no siempre necesaria armonía los lugares. Acá existe sólo lo funcional y practico. Las mujeres de las casas se mueven como hormigas afanosas por tratar de atendernos o para atender a los suyos, niños, sus hombres o alivianar la carga de las “madres” o abuelas.

Creo que la gran mayoría de las mujeres hindúes de clase media o baja, y sobre todo de ciudades pequeñas o pueblos, simplemente no tiene mayores sueños, no se les permite, la sociedad, la creencia y el medio, no se los permite. Tal vez por ahora sea ¿casarse, tener sus hijos?,  llevar una vida lo más cómoda posible, dentro de lo que esta cultura les puede permitir. Y lamentablemente la clase media o baja la conforma el mayor porcentaje de este país y es a ellos a quienes está dirigido este viaje.

¿De los palacios, que puedo decir?, me producen contradicciones, son tan, pero tan bellos, de una riqueza que asquea, enormes y antiguas construcciones que llenan de contraste mi corazón, por un lado está la hermosura de cada uno de sus esquinas, pasillos, salones, y la infinidad de detalles que invirtieron en la decoración de exteriores e interiores, como el tallar cientos de pequeños elefantes apostados en filas  que tienen por misión el custodiar a quien habitará el interior de esas paredes, rey o familias adineradas. Y los otros, los millones de seres, los que se desangraron por construirlo. Horas y horas de pesada carga, sudor, hambre y esfuerzo. Todo sea para que el castillo sea el más hermoso y sobresaliente de la  zona. Así es India, llena de palacios, y construcciones que quitan el aliento, monumentos, ¿cuál es más hermoso? Difícil decirlo, todos tienen alguna particularidad que los hace sencillamente, majestuosos. Sencillamente contrastantes con la realidad de ese maravilloso país.

Poco a poco y con una lucha por dejar de estigmatizar sigo tratando de comprender, ¿dónde está la espiritualidad?. Sólo veo apegos a la forma, un pueblo lleno de creencias y fé.  ¿Será esa?

¿Tal vez esperaba ver un Yogui que contestará preguntas en forma clara y elocuente?, puede ser…, no lo sé todavía. Lo que sí veo a raudales, es miseria, indolencia, sufrimiento, ojos dulces, caras sonrientes e inocentes, niños esperando por su chocolate o alguna rupia. Esa última palabra la conocen tanto. Los niños hindúes, aquellos que no van a la escuela ni tienen el juego electrónico de última generación ni soñar un simple celular, viven el día a día en las calles, “please rupia” “mama, ten rupia please” mientras extienden sus pequeñas manitas y sus ojos ansiosos tratando de tocarnos algo más que las manos o la billetera, ¿tal vez el alma?

Dejamos Jaipur entre cientos de bocinas, no podía comprender como un ser humano puede tener algo de equilibrio entre tanto ruido, entre tantísimo desorden y locura, entre tanto color y aroma…, yo no podía, y eso a ratos me seguía manteniendo en un estado de desorden, insisto, anhelo la India mística, la que soñé toda mi vida. ¿Dónde estaba?. Sí, los palacios, elefantes, fuertes, colores  intensos y bellos. De eso no hay duda.

Llegamos a la estación de tren, muchos seres humanos se apiñaban acurrucados sobre un suelo frío tapados con delgadas mantas, sus pies descalzos estaban amarrados al desaliento, uno que entumece hasta la más febril mirada. Seguimos avanzando con unas maletas pesadísimas, muchos hombres nos miran sin siquiera hacer un leve movimiento por ayudarnos, no importaba, estábamos preparadas para todo. Govinda se esforzaba por hacernos la vida más fácil.

Mientras esperamos nuestro tren entablamos conversación con unos hombres de caras gentiles, en su precario inglés me preguntan de a dónde era, tal vez porque yo sonría a todo el mundo, aun cuando sabía que no debía, las mujeres no les está permitido sonreír a extraños, no me importaba, sólo quería hacerles llegar un poco del amor que estaba amarrado en cada partícula de mi cuerpo, y en cada átomo de mi alma. Estaba en India. A diferencia de lo que esperaba, fueron amables, y risueños, les mostramos unas fotos que tomó Carmen Gloria y reían como niños, eran unas bellas fotos. Ella es una gran fotógrafa y ellos eran unas bellas y simples personas. Simples por el poco ego que cargan, bellos porque su rostro está sin disfraz. Sólo son.

Llegó nuestro tren y cual sorpresa estaba repleto, habíamos comprado segunda clase, (es un triunfo comprar un ticket de tren allá) que es aceptable pero no lo mejor, no importaba quería estar con ellos, con la verdadera india. No fue muy buena idea, tuvimos que sacar a una persona que estaba ocupando mi litera (si se puede llamar a esto litera), un camastro duro y sin abrigo de menos de 50 cm de ancho. Subir una pequeña escalera ya que eran tres por lado, Govinda quedó en la de abajo, yo sobre él  y Carmen Gloria al frente. Mientras escribo los miro. Ella siempre, esta aferrada a su celular, tal vez quiere encontrar una palabra amiga que la haga sentir que está cerca de su cómoda cama y su techo cálido. Acaban de apagar la luz, no sé si podré dormir porque a sesenta centímetros al frente mío un hombre ronco estrepitosamente, y a mis pies, donde se desplegan otras tres literas, hay más…, también roncan con furia. Veré que puede hacer un relajante muscular que me voy a engullir como si fuera un manjar.

A pesar de todo, de los ratones que vi correr entre las mujeres que descansaban en el andarivel, a pesar de unas pocas baratas que se apiñaban en el rincón del estrecho acceso al carro, de los ronquidos, del olor a fecha, pienso que todos esos hombres que llevan una vida de tanto sacrificio y tal vez miseria, a pesar de todo lo aparentemente feo, sucio y doloroso, ellos contienen lo que yo contengo, la consciencia de un todo que experimenta la vida en todas sus formas, por lo tanto, yo soy ellos y ellos están en mí. No son menos que yo, ni yo más que ellos, como me dijo alguna vez uno de mis maestros mirándome serenamente a los ojos, tú eres tanto como yo y  yo soy tanto como tú. Esa frase tomaba todo el sentido del mundo en ese instante.

Ahora, por fin después de ya cinco días en que sentí ganas de llorar, donde sentí enojo y rabia porque me sentí engañada por todo lo que había acumulado de historias sobre “La India”, he comprendido, por fin, ahora he comprendido qué ocurre con ellos, qué ocurre con la gran masa de este poblado país. Por qué no encontraba gurús meditando en las calles ni gente con caras amorosas y sabias, ni hombres vestidos con túnicas blancas. Por el contrario, hay de todo menos eso, me refiero al real maestro, no al ego y la forma, de eso está lleno. Ya sé por qué. Pero ya hablaremos de eso, sólo decir que la espiral, esa figura que viene dando vueltas en mí desde hace tantos meses, toma un sentido único y profundo. Ahora viviré la India como debo vivirla, sólo siendo en ella y dejándome llevar por su espiral de diversidad y todo.

Segunda parte.

Son las 23:55 y vamos camino a Jaisalmer, la ciudad de los camellos, del desierto y de la marcada presencia árabe. Veremos que tiene para ofrecerme.

Jaisalmer es la ciudad más hermosa que he visto. Sí, sin lugar a dudas viviría acá. La presencia marroquí está implícita en cada rincón de esta tierra árida y amarillenta. Cuando llegas, debes retroceder en el tiempo, acá los rostros son los mismos, pero la expresión es otra, más amigable, de alguna manera sin necesitar “tiempo” los hindúes van creando lazos, ofreciéndote el mundo por unas pocas rupias, pero al mismo tiempo, sientes en sus miradas que hay algo de real en los saludos, en los relativos afectos. Ellos viven del turismo, deben aprovechar las instancias, pero no me importa, yo me meto en sus corazones mientras ellos creen que me venden una fantasía.

Tomé un masaje ayurvedico, “me saco toda la ropa?” pregunté, sí, me dice la mujer de un rostro bello y obscuro. Sus manos comienzan a deslizarse con maestría sobre todo lo que me contiene, mi cuerpo. El aceite se desplaza creando caminos y yo me dejo llevar por la placidez y los aromas intensos. Llega Carmen Gloria, pide permiso y se sienta a mi lado, no me molesta su presencia, estoy imbuída en las manos de la mujer morena. La de ojos profundos. Salgo relajada como una cuncuna, me deslizo por las calles hasta llegar a la tienda de mi gurú, en dos minutos me dice que tengo el alma limpia por lo tanto me invita a que venga mañana a conversar. Le imploro que me de algo que ayude a mi lumbago, llevo cargando pesadas maletas que me han pasado la cuenta. Me hace bajar unas escaleras angostas de piedra gris, me tiendo en un colchón añejo y me entrego. Oprime unos puntos en las piernas, tobillos, luego en la espina. Mientras lo hace, me habla, me habla de cosas que me servirán. Salgo como quinceañera, había desaparecido el lumbago. Al otro día volvería para la prometida conversación. En unas horas partiría a mi zafarí en camello, ¿Qué tál?.

El tutu nos llevó a donde nos esperaba un jeep, se subieron dos hindúes además de nosotros y partimos. Los palacios ocres, los dibujos perfectos, el misterio y el por qué hacían todo de forma tan bella, incluso para ese tipo de estepas, áridas y ajenas al mundo que la mayoría de este planeta conoce. El tiempo queda atrás. Pasamos por dos ruinas más, (dejaré fotos), eran hermosas, místicas, querías quedarte ahí y correr el velo del tiempo para ver, verlo todo, sentirlo todo. Realmente sentirlo. Seguimos. AL cabo de cuarenta minutos en jeep llegamos a donde había un pequeño grupo de camellos y  varios guías, nuestro grupo estaba constituido por tres hombres vestidos de túnicas celestes y varios camellos, los dos hindúes que iban con nosotros se fueron en otro de los grupos. Nuestro guía, Isaac, nos invitó a subirnos a los camellos. Uno de esos hombres era sencillamente hermoso, su tez morena, los ojos intensamente cafés, una sonrisa casi infantil. Tomó las riendas de los camellos y nos adentramos en el desierto. Habíamos decidido que no queríamos el “típico” tour donde te llevan como manada a unas carpas blancas y todo es artificial, no, queríamos lo más natural posible, resultó perfecto, éramos nosotros tres y ellos tres. EL hombre mayor y dos muchachos, uno más joven que el otro. Después de sentir la maravillosa sensación de elevarte en un camello, es inenarrable. Es tan individual que creo cada ser humano la vive distinta. Mientras el camello levantaba sus dos patas traseras mi cuerpo se elevaba de un sopetón, en ese instante recordé las tantas historias leídas de tribus nómades que vivían su vida a través del desierto sobre estos dromedarios fantásticos. Luego alzó sus patas  delanteras, ahí das un pequeño salto y quedas tocando alguna nube. Nube única, tuya. Avanzamos en línea hasta perdernos totalmente de todo ser humano y más allá.

Al cabo de unos cuarenta minutos de movimiento rítmico y arenas doradas llegamos a una “ruca” que yo hubiera descrito, “improvisada”, pero no, era parte de su casa, un poco más allá había otra con techo, ahí dormía Isaac y uno de los jóvenes, el de edad mediana se devolvía con nosotros. Donde estábamos era su “comedor”, la pared circular, único material sólido dibujaba un semi-circulo. En dos minutos comenzaron a preparar la cena, sopa de lentejas, un guiso de verduras, tortillas y arroz. Prendieron el fuego en dos minutos y las sartenes y ollas expelían un aroma delicioso. La cena lo estuvo. Comimos con avidez mientras Isaac contestaba todas mis preguntas con un fluido inglés y sin embargo, me confesó que no sabía ni leer ni escribir…. Luego nos invitó a subir las dunas para ver la puesta de sol, fue un espectáculo único, él, Carmen Gloria, Govinda y yo, cuatro almas perdidas en la nada, o al menos así lo hice sentir, así lo creé. Cuando  ya regresábamos a la “casa comedor” se acercó confidente y me invitó con tono inocente a dar un paseo en la noche en camello al interior del desierto. Me prometió un cielo como jamás había visto, que sería algo nunca visto por mí,  mi primera reacción fue decirle síiii, me encantaba la idea, pero a medida que seguimos avanzando me “despabilé” y pensé… acá hay más que estrellas, luego confirmé mi teoría, mientras acariciábamos junto a Carmen Gloria y él uno de los camellos sentí su mano sobre la mía, pensé, mmm…. Sólo una coincidencia, pero su mano siguió sobre la mía y luego comenzó a acariciarla, hasta quedar apretándola con ternura, creo que hasta …, podría decir ¿amor?, ahí me quedó todo claro, al desprenderme insistió, ¿vamos a ir a ver la noche en camello?, le dije lo más dulce y educadamente posible que lamentablemente teníamos que volver a dormir a Jaisalmer, su rostro cambió notoriamente. Insistió, también yo. Una parte de mí quería quedarse, ¿qué diablos, era tan liiindo? Una locura así ¿sería tan grave?. Sí, lo sé…, lo sería, me uní al grupo, estaban en una fogata contando historias. En un instante sentí la necesidad de estar sola, me alejé un poco, necesitaba expandirme, tocar el cielo, asirme a la tierra, ser la arena, ser esos hombres, el silencio, esa maravillosa totalidad, esa maravillosa e ilusoria totalidad. Lo logré. Lo disfruté y apareció la sonrisa, esa que conocí en las meditaciones ZEN. Al cabo de un rato me uní al grupo y luego, cuando la noche ya avanzaba y alumbrados por una luna creciente, hermosa y femenina, regresamos a Jaisalmer.  Nunca sabré qué me perdí, lo que sí comprendí con claridad que ese maravilloso y apuesto hombre estaba lleno de amor para entregar y también necesitaba desesperadamente recibirlo, sentirlo. Daba lo mismo con quien, él era el desierto, vivía día tras días en esa silenciosa soledad, en ese aislado mundo donde atiendes turistas ansiosos de ver lo que él ha tenido siempre, soledad, silencio, arena y un cielo que se abre ante ti casi amorosamente. Todo estaba bien, seguramente llegaría alguien que le dijera sí.

Al otro día fui a ver a mi gurú. “Te dedico tiempo porque vi tu alma, tienes una buena alma, sólo que tu tercer chakra está un poco bloqueado debes hacer la meditación de los siete chakras para destapar los canales. El cuerpo del ser humano tiene millones de pequeñísimos chakras que a su vez se unen a los siete más importantes por delgadas líneas donde pasa la energía”, yo sabía eso, no con esa descripción pero sí lo había comprendido de otra forma. Siguió, “Tienes la luz, debes hacer que salga con más fuerza”, ¿cómo? pregunte casi suplicante, “abriendo los canales”, ya sabía eso, necesitaba una recetita. Pero no hay, no existen los ingredientes, sólo el soltar. Siguió explicándome algunas cosas difíciles de narrar, me anotó algunas cantidades de aceites que debía mezclar para hacer mis “menjunjes”, le pasé las fotos de mis hijos, necesitaba elegir unos cristales, las observó y sin yo decir absolutamente nada de ellos, los describió perfecto, sus virtudes, carencias, lo que les afectaba. Su camino.

Los tres días pasaron volando, no quería irme, me hubiera quedado ahí por meses. Los rostros, la amabilidad, las vacas, los perros, el desierto, las construcciones, los colores…las ruinas, las miradas, todo era bello. Lo pequeño de la ciudad y lo grande que tenía para ofrecerte.

Jaisalmer, bello Jaisalmer. Siempre supe que debía estar en el itinerario.

Ya debíamos partir, destino, Udaipur. Viaje; bus. La peor experiencia hasta ahora. No perderé tiempo en relatar, sólo, no viajar en bus, aún cuando sea cama y primera clase. NO. Lamentablemente el Hindú tiene un muy mal trato con las mujeres especialmente, te tiran las cosas que compras o el cambio, nadie te ayuda en nada. Recuerdo estar en la estación del tren, ya no sé en cual destino, un hombre que vendía zapatos en un enorme canasto se paró del suelo donde descansaba hacía un rato, subió con dificultad su canasto sobre la cabeza pero se le cayó un par de ellos, nosotras estábamos sentadas sobre nuestras maletas cerca de él, también muchas otras personas. Me levanté con prontitud y le alcancé los zapatos, el hombre me miró sonriendo como si yo acabara de darle no sé…, un maletín con plata. Extrañado y agradecido, tal vez también avergonzado. La gente alrededor, me comentó Carmen Gloria después, que me miraron como si yo hubiera cometido un acto casi atroz, o tal vez de una inusualidad fuera de todo lo aceptable. Cosas de India.

En estos momentos voy en el tren. Primera clase, litera, bastante cómodo. Antes de subir compré una botella de leche y unas galletas, había dos pequeños perros flacos y carentes de caricias en la estación, estaban acurrucados. Sus miradas eran la dulzura misma. Bebieron con avidez su leche y se quedaron mordisqueando las galletas agradecidos, lo curioso, aún con lo hambrientos que estaban fue como se quedaron sin comer mientras mi mano se deslizaba por su escuálido cuerpo, era como si estuvieran experimentando algo nuevo y cálido, algo que no conocían, me ha pasado muchas veces al acariciar a perros callejeros y de mal aspectos, no conocen lo que es recibir amor y curiosamente, aún con el hambre que puedan tener, prefieren sentir ese placer por un instante, que recibir el tan necesitado alimento que dará algo más de fuerza a sus cuerpos. Cuando iba camino al vagón pensaba, tal vez no fue mucho, pero al menos será una noche más en el que tendrán sus estómagos con un poco de alimento, me di vuelta a mirarlos y estaban acurrucados para mitigar el frío. Cuántos niños, cuántos ancianos estarán igual que ellos…?, cuántos seres humanos en este planeta están igual que ellos..?

Udaipur es maravilloso, como todo India en realidad, no varía mucho de Jaipur salvo por un castillo descomunal, por un lago espléndido y por más y más tiendas, parques, calles, tuc – tuc.. faltó tiempo para recorrerlo, pero no importaba, quería llegar al Ashram. Además después de Jaisalmer, quedé con la necesidad de silencio y más silencio. Se supone lo encontraría en Vindravan. La ciudad mística según nuestro querido Govinda, me lo había prometido, si quieres espiritualidad debes ir a Vindravan, por lo tanto, debía llegar. Quería espiritualidad.

Llegamos en la tarde, la primera impresión fue…, mmm, “veremos”. Llegamos al Ashram donde joven pero amistoso hindú nos mostró nuestras habitaciones. Nos explicó como funcionaba la hospedería en el Ashram,  los distintos precios y explicaron las condiciones, tomamos la mejor habitación que realmente dejaba mucho que desear, soy una mujer “aperrada” que puede disfrutar un hotel de cinco estrellas plus, como dormir en una cueva en un saco de dormir a la orilla de un risco, no tengo problemas, pero si voy a pagar por algo quiero que al menos el baño funcione. A penas lo hacía y el olor que venía de algún lugar no identificado, no era agradable.

Al cabo de los días comprendí que en Vindravan hay cientos de Ashram, desde 5 estrellas hasta 0, el nuestro creo que lo podríamos clasificar en tres. En la noche nos presentaron a su maestro, un hombre de cara afable que estaba sentado en un gran sillón estilo “trono”, tenía una gran panza y a ratos dormitaba mientras unos extranjeros leían en voz alta un libro, seguramente algo de la Vedanta, mientras otro traducía a unos visitantes italianos, todos con “pinta” de llevar un tiempo en esa ciudad, no sé si en el mismo Ashram pero sí en esta ciudad. El Inglés habló cosas coherentes, como “de quien es tu cuerpo?” quién habita el cuerpo?, el cuerpo no eres tú… etc. Claramente el hombre hablaba con un tono q denotaba todavía bastante ego, su tono, su gesto, un tanto de arrogancia, los italianos escuchaban sumisos, el maestro dormitaba. Nosotras observábamos atentas. De reojo miraba a la pobre Carmen Gloria que miraba todo con sus ojos de plato, trataba de meterme en su mente y pude percibir “qué es esto?, dónde me han traído”!?, le sonreí.

Alguien vino a anunciar que estaría lista la cena, me puse de pie rápidamente y cuando ya estaba saliendo por la pequeña puerta me hicieron un gesto que debía volver a bajar, el maestro quería saludarnos. Me devolví y acerqué a él.  Carmen Gloria miraba con sus ojos desorbitados, tal vez pensaba en quizás qué le haría o diría ese hombre de panza grande, qué debía decir…?, para ella todo esto era chino, veíamos como todos se hincaban hasta tocar sus frentes a los pies del maestro, le rendían pleitesía cual si fuera él, la propia encarnación de Krishna. El hombre nos saludó muy afablemente, me hizo varias preguntas, yo le hice otras tantas, me di cuenta que sabía bastante pero que de alguna manera, él necesitaba que ese grupo de personas estuviera ahí, de otra forma dejaría de ser o representar lo que representaba para ellos y para la vida que llevaba. Le hice una pregunta que he hecho a muchos maestros, raramente pasó la prueba. Me fui contenta. Al poco rato todos los habitantes del Ashram compartíamos algo de alimento en un comedor frío y amplio, sentados en el suelo en posición de loto,  comían con la mano, todos eran occidentales. Nadie conversaba mucho, era como si hubiera prisa por comer y salir. Nadie estaba en el “presente”, si comes, come.  Si barres, barre. Fue la primera sensación extraña.

Al día siguiente comenzó el calvario. Hare Krishna, Hare Krishna, Hare Hare, Krishna Krishna. A las 06:00 de la mañana. Con bocinas y todo. Luego otro canto a las 08:30 y de ahí no pararon de cantar hasta las 21:00 horas, tienen sistema de turnos donde hay un pequeño grupo de “cantores” del Hare Krishna que les pagan algo y van todos los días a cantar, por cierto uno de los días me gustó mucho escucharlos, las mujeres, todas mayores tenían una voz hermosa.

 Mas tarde comprendí todo, Vindravan no es espiritual, o al menos lo que yo esperaba, Vindravan es la ciudad de Krishna, todo y todos funcionan en orden a los Krishna.

Que puedo decir?, fue una ciudad singular (había escrito terrible pero luego recordé que uno mis peores defectos, es el de juzgar), por lo tanto sólo diré que me impactó la falta de consciencia y la excesiva creencia y adoración. Tal vez pueda recibir muchas críticas por lo dicho, pero qué diablos, es mi crónica y mi percepción, debo ser honesta.

Cada cien metros hay algo relacionado a la adoración de imágenes, cualquier cosa, una tienda, una pequeña gruta, una construcción de un metro de alto y cercada, cualquier cosa…, siempre había alguna imagen, dorada, roja, brillante, llena de colores. Las bocinas sonando con el cantito, la gente en el Ashram se agacha e inca ante la imagen de un ser dorado y gordo, o varios…, no sé bien por qué, poco importa, es como la iglesia católica, unos adoran a la virgen, santos y cualquier figura que represente lo que es en sí la iglesia, y acá se adora a las distintas manifestaciones de Krishna, sonriente, amorosa y cantadamente. Con flores y ropas apropiadas. Fue lo más fuerte en cuanto a contrastes a creencias de todo lo que he visto de India. Por un minuto pensé en Sodoma y Gomorra, la pobreza en su más alta manifestación y la riqueza de edificios modernos llenos de occidentales disfrazados de Hindúes moviéndose como hormigas de un lugar a otro o rezando con sus “rosarios” (No sé bien el nombre del artículo que contiene una decena o 108 pelotitas de madera), el caso es que todos las llevaban bien aferrados a sus manos pálidas.

Los edificios construidos por los Krishnas creo que están en competencia. Cuál es el más grande y apoteósico. Por el respeto que me deben todas las religiones y sus seguidores, no haré más comentarios, sólo diré que quería salir pronto.

Otra característica de Vindravan son los monos, síii, es la ciudad de Krishna y de los monos, están por doquier, en todas las calles, casas, negocios  y pequeños edificios.  Ellos saltan por sobre tus cabezas, se pasean por las calles, te roban cualquier cosa que les sirve para canjear por comida.

Iba caminando y de pronto, con una suavidad increíble, plaf, siento un pequeño golpe sobre mis hombros, en dos minutos un mono había saltado sobre mí y se había robado mis lentes, iban sobre mi cabeza. Un niño se acercó corriendo y me hizo unas señas, recuperaría mis lentes por unas pocas rupias, miré al mono y estaba sobre una cornisa mirándonos expectantes mientras  mordisqueaba su botín, esperaba algo. El niño llegó corriendo y comenzó a tirar hacia arriba un pequeño paquete de galletas, cuando el mono las alcanzó, tiró los lentes para abajo, ósea, hizo un perfecto trueque. Fue realmente un buen show por parte del inteligente mono. Estaban acostumbrados a ello. Fue lo más sobresaliente de ese día, ver sus pequeños pero vivaces ojos jugando a ser más inteligentes que el ser humano…, será que los son?

Mañana otro día en el Ashram, tengo planeado un pequeño viaje, veremos como resulta. No necesito mover mi cuerpo.

Ya es media tarde, hice mi viaje con buenos resultados, dentro de lo esperable. Era el primero después de algunos años en que no lo hacía. Pedí permiso al maestro del Asharam quien por alguna razón ha sido sumamente deferente y “amoroso” conmigo, bueno, acá todos lo son. Y me instalé en meditación en sus aposentos. Un salón en el subterraneo, grande y bien decorado, algunos debotos llegan a hablar con él, a cantar, leer, reflexionar. Está todo el día o prácticamente todo el día sentado en su gran  y especialmente acomodado sillón.  Después de unos minutos no había nadie más, sólo  él y yo, me regaló una gran sonrisa, le volví a pedir permiso para estar ahí, me respondió, ¿you like to be here? , “Sí, me gusta estar acá, es más silencioso”, y con una gran sonrisa me dijo, entonces quédate. Es tu casa. No le volví a hablar, no quiero molestarlo y no quiero que me interrumpa, debía iniciar mi viaje. Me puse en posición de loto y comencé, me fui rápidamente. Al cabo de un rato indeterminado volví, sentí algunos ruidos, no abrí los ojos, no era necesario. Había personas pululando y hablando. Luego  me fui de nuevo, después de tal vez una hora volví nuevamente, no m e había enterado cuando entraron dos jóvenes, uno occidental, buen mozo, y traía una especia de acordeón, la tocó y cantó maravillosamente el  hare krishna, tenía una voz preciosa. Me fui con su canto y disfruté de ese momento, la entonación que le daba al mantra era distinta, con tonos altos y bajos, su voz melódica, un tono particular, me gustó mucho oírlo, casi quise cantar con él, si me pillaban desprevenida capaz que me pelaba ahí mismo.

Mi estómago comenzó a reclamar y decidí partir. Ya eran como las once de la mañana. Afuera estaba C. Gloria y Govinda… me esperaban hace rato, nos fuimos a tomar un opíparo desayuno y salimos a ver una deidad, mientras iba caminando volvió esa sensación que estuvo en Delhi, un sin sabor extraño, algo no estaba bien, era yo. Estaba juzgando, lo juzgué todo, las actitudes de los Krishnas, los contrastes, a los hindúes… es tan difícil no juzgar, siempre lo hacemos.

Curiosamente cuando llegamos al café, me conecté por wi-fi al teléfono, vi un correo de mi hijo, me mandaba un texto de Mooji. Hablaba del juzgar, me llegó como anillo al dedo. Comprendí una vez más que todo está bien, tal vez no lo asimilo, pero sí, India es como debe ser. Llena de intensidad y contrastes, con su particular espiritualidad. La de la creencia. La despedida fue hermosa, visitamos un lugar maravilloso, un río donde hacen ceremonias y adoran a otra deidad, tan viejos…., los pobres tan pobres y las mujeres tan hermosas y en un disimulado gesto, tan coquetas. Todo era bello en ese instante, instante en el que pude estar ahí sin pensamientos ni predisposición, sólo estar y ser. El sol se puso sin apagarse, ardía de amor por ese país. El río, los pequeños vendiéndonos sus ofrendas, los viejos prendiendo velas bajo un árbol sólo porque es un árbol, los monos, la gente, esa amada gente…

En la noche partimos a Varanassi y luego a despedirnos de India para llegar a Nepal.

El viaje a Varanassi fue por decir lo menos atroz, no había pasajes en primera por lo tanto tuvimos que comprar algo parecido a una segunda B, que es mucho más de lo que conocemos en los reportajes de los trenes en India, pero muy difícil de vivir la experiencia. Por todos lados veías gente durmiendo y más gente…, gracias a Dios Govinda se hizo el tiempo y nos acompañó hasta Varanasi. Ahí nos acomodamos los tres, en tres camarotes incomodos uno al lado de otros, en nuestro “espacio” habían tres muchachos ¡que Dios!, no pararon de parlotear hasta altas horas de la noche y luego desde la madrugada, ¿qué podrían hablar tanto tres hombres?!!, pero lo peor de todo, es que resultó que este tren paraba en todas las estaciones, por lo tanto un viaje que puedes hacer en seis horas terminas haciéndolo en quince. Unas pocas baratas, el baño como siempre, terrible en cuanto a aromas, pero bien, habían otros seres humanos igual a nosotras, viajando ahí. Desplazándose en esa realidad, con esas incomodidades y no parecía importarles, creo que es lo correcto. Vivir lo que te toque sin que importe, está bien, todo está bien.

Varanassi es otra de las ciudades populares “místicamente” de India, muchos extranjeros, muchas fotos conocidas por su hermoso Ganges y por los crematorios. Pequeñas callejuelas atestadas de gente, todo tipo de expresiones y miradas, agrias, indiferentes, dulces. Todo, siempre está presente en India. Fuimos a comer, la primera comida del día, ya eran casi las seis de la tarde, Govinda nos llevó a uno de los restaurantes terrazas, esos donde tienes como vista todo el Ganges, las famosas escaleras que te permiten disfrutar de sus bendiciones y más, siempre hay más, algunos monos nos pedían comida con una mirada casi desafiante, un mozo se preocupó de espantarlos. La comida supo a gloria. De ahí a recorrer Varanassi y desandar su historia.

Carmen Gloria estaba muy interesada en ver los crematorios, era un punto importante dentro de su itinerario. Para mí no, no quería ver, sin embargo esa morbosa parte que poseemos los seres humanos me empujó a seguirlos.  A las veinte horas estábamos acercándonos donde estaban más de diez pilas con cuerpos humanos ardiendo, achicharrándose como estará seguramente el mío cuando llegue mi momento. Los observé, cuerpos vacíos, las almas tal vez en que plano estarían, ¿unidas ya a la consciencia universal?, dependería de lo que habían dado, hecho y entregado, “Serás la suma de todos tus actos y también de lo que debiste hacer y no hiciste”. Un maestro me dijo eso alguna vez. No pude estar observando por mucho rato, sentí algo extraño, quería arrancarme.

Mientras caminábamos por la orilla del Ganges unas pequeñas se nos colgaron a los ojos, “Please, ten rupies”, mientras extendían una bandeja improvisada de cartón donde estaban las  diminutas pailitas con flores y algo parecido a una vela. Por ayudarla compré una. ¿Qué deseo podría pedir si estoy tratando de no desear nada?. Me acerqué al río y mientras caminaba llegaron dos más, ¡¡Please, one, buy me one!!”, sus ojitos casi tenían lágrimas. Eran muy buenas actrices o el hambre o acoso por parte de sus padres era serio, compré dos más. ¿Mis deseos?, nada personal, como no era miss universo no desee la paz mundial, sí menos sufrimiento para tanto corazón noble que se había cruzado por mi camino y en los de otros, en India está lleno. Menos dolor para tanto animal indefenso, el ser humano al menos tiene libre albedrío y piensa, hay más posibilidades, los animales no. Y una India menos dolida. Veremos cuán poderoso es el Ganges. De todas maneras, se veían hermosas esas decenas de pequeñas lucecillas desplazándose en la oscuridad de un río que se supone tiene poderes “mágicos”. Tal vez cumpla mis anhelos.

Nota: Se han hecho estudios en los se indica que esa agua se purifica casi milagrosamente, tiene partículas que logran eliminar las impurezas en pocas horas, tal vez por eso se puede sobrevivir a un Ganges que recibe todas las fecas de la ciudad, los cadáveres de bebes y mujeres embarazadas y los restos de las piras funerarias, quién sabe si es verdad, poco importa, era bello, las personas sentían y se entregaban a esa mística creencia. Yo me uní a ellas.

India ha sido adentrarme en las entrañas de la tierra, con todo lo que ella contiene, así experimenta este planeta la vida, el dolor, la miseria, la devoción, la riqueza, la pobreza, el hambre y la abundancia. A través de sus cientos de miles de almas que existen día a día en este país. Así se mueve el universo, por nosotros y otros tantos un poco más lejos. Todo eso,  mientras se enciende en su nuevo ciclo, en el que avanza en el que en algún momento se detendrá.

El paso a Nepal fue terrible, no lo narraré ya que está crónica se me ha escapado de las manos, hay tanto que decir, tanto que sentí.

Conclusiones:

India es un gran país, en este momento estoy en el aeropuerto de Bombay, es otra India, las anchas cerámicas brillan como el mármol, los baños son del nivel del aeropuerto de Francia tal vez?, o tal vez un poco menos, pero mejor a todo lo visto. Todo reluce, todo impecable, olor a limpio. El dinero se huele en las tiendas, los cuerpos cargados del metal dorado de algunos hindúes y  los rostros de muchos árabes y turistas que pasean desinhibidos por sus pasillos y salas. Todo eso, mientras otros millones de hindúes duermen en las calles tapados con una liviana tela y sus pies descalzos. Contrastes…, pero está bien, India es India, un país por donde la tierra experimenta la mayor cantidad de vivencias, ¿qué hacemos cada uno con lo que nos toque vivir?, eso es lo único importante, qué damos, qué dejamos de dar? es lo que marcará el camino siguiente.

¿De la espiritualidad de India?, La espiritualidad de India es aquella que el hindú guarda en su corazón y con la que se afirma para poder existir, para justificarse, para afirmarse. Una en la que avanza en la espiral de la evolución humana. Comprendí que la espiritualidad es quien va tras un camino que llene su espíritu, por lo tanto, India es sumamente espiritual. ¿Si es la espiritualidad que yo esperaba?, no, estoy en un raro camino donde la consciencia lo es todo, no hay forma, no hay imagen, adoración, no hay maestros, no guías. Tal vez estoy en un universo extasiado de sí mismo y yo observo sólo por uno de sus ojos, uno distinto al que observan otros miles de ojos. Pero también está bien, todo lo está mientras estemos conscientes de que somos el neófito, el maestro, el mendigo, el rico, el perro, el árbol, la estrella, todo y la nada.

Los que necesitan venir a India, buscar un Ashram, la guía de un maestro para apagar la sed de su espíritu, no encontrarán el agua en nada de ello, sólo el reflejo donde se baña la luna.

 Gracias por acompañarme en esta travesía.

Nota: De Nepal no comentaré mucho porque sería una falta de respeto para ese país, estuve apenas tres días y es muy poco lo que puedes decir, sin embargo queda pendiente un viaje a este pequeño pedazo de tierra, a las montañas, a caminarlas en silencio, admirar sus parajes, a conversar con su gente, a admirar todo lo que hacen por salir, salir de la pobreza, la espantosa contaminación, y sobrevivir abrazados a su espiritualidad, una más silenciosa, con menos Dioses, sólo Bhuda, con más amor en sus dorados rostros.

Ahora parto a Camboya y cerramos con Thailandia, veremos qué me hace abrir el corazón.

Namaste!

 

 

Anuncios

42 pensamientos en “India. Crónicas.

  1. Buenas noches querida amiga…Patricia en primer lugar gracias por tu dedicación y expresar….tu narración es la (experiencia)….eso es donde te lleva….
    Los contrastes….es la mágica forma de ver…y ofrecer una panorámica real..de lo que en este mundo se esta viviendo los extremos y los costes de ellos….como decía antes en un comentario en tu primera y breve narración nos olvidamos de algo que es esencial…la palabra (SER HUMANO)…nos quedamos en la superficie como especie…y relatamos desde el (HUMANO COMO ESPECIE)…..el (ser humano) es el reflejo de todo lo acontecido en tu relato…pero con un matiz importante……que solo es una palabra…..dan mas poder a las cosas….figuras dioses de piedra dorados…etc….en cambio si te sientes (ser) el complemento de tu esencia es (ser humano)….tu ser….es quien hace que el humano experimente su todo….cuando separamos el termino…simplemente somos humanos cuerpo creencia referencia objeto….(ego)…el (ser) se queda a un lado…

    Lo de juzgar…..simplemente….etiqueta encasilla…determina y sentencia….encambio….el no juzgar….simplemente acepta….y desde la aceptación llega la comprensión…de que todo sigue el curso que debe de seguir…..cuando el humano comprendra que es un (SER HUMANO) el ser emergerá de su letargo….y destierro por las creencias dogmáticas…ellas son cuerdas…que nos aferran a una especie un cuerpo….cuando tenemos la maravilla de nuestro (ser) no desplacemos mas la maravilla de decir soy un (ser humano)….

    Y no dejode sonreir con las peripecias como willi foc….de dificultades e inconvenientes….la diversidad nos da la opción de elegir…pero desde la (conciencia)

    Sabes amiga…..no hay injusticias…simplemente hay formas diferentes de experimentar la vida y el mundo que vivimos….lo importante es que cada uno sepa donde esta….donde se reconoce como centro….la conciencia siempre esta….pero se filtra dependiendo del grado de comprensión que as dado en cada momento…..lo mágico es comprender….que experimentar….es materializar una experiencia…atraves de tu vivencia única asi que la palabra (honesta)….no hace falta es el realdo de una experiencia….y ella tiene criterio y valoración experiencial única y respetable…

    Bueno querida y estimada amiga….sigue…en tu experiencia… y recoje todo lo que ese boomerang….que se lanzo cuando emprendiste este viaje….una clave..es evidente el no juzgar…jejejje…las otras las hiremos desarrollando mas adelante….

    Un fuerte abrazo…con muchos cariños

  2. Leñe, tu prosa nos hace viajar….a un país desconocido hasta ahora, tus ojos han sido los nuestros, y nuestra imaginación seguida por la guía de tus palabras nos ha hecho vivir junto a ti todos los momentos que has vivido.
    Creo que hay alguna afirmación contestando a mi comentario de tus reflexiones anteriores,… lo dejo pasar, no sin ver que también que empleas mis palabras en algunas de tus lineas.
    Y tu que buscas en la india?, ya sabes que la respuesta es fácil, la respuesta esta en ti,… no necesitas de todo eso, …y tu que creaste un mundo ficticio, impuesto por lo que te dijeron , te lo creíste, y has llegado y no era lo que esperabas… el cielo , las estrellas,…todas están contigo allá donde vayas, y ese hombre que te tendió la mano,… ese que esperaba algo,…, pero al final lo dices muy claro
    “La espiritualidad de India es aquella que el hindú guarda en su corazón y con la que se afirma para poder existir, para justificarse, para afirmarse.”, y yo añado, como la de toda la humanidad, o como dice mago en su última disertación SER HUMANO, pero primero SER.
    y lo que digo lo ratificas cuando finalizas con
    “Los que necesitan venir a India, buscar un Ashram, la guía de un maestro para apagar la sed de su espíritu, no encontrarán el agua en nada de ello, sólo el reflejo donde se baña la luna.”
    Todo es puro reflejo, pura fantasia,… solo falta la GOTA que abra nuestra CONCIENCIA ¿he mago?, estés donde estés, estemos donde estemos, en la laguna verde, en un Cantábrico embravecido , en un mediterráneo manso,…. allí donde el SER quiere SER.
    Un beso muy fuerte para todos

  3. mago , no te había leido, al dar yo añadir comentario ha saltado el tuyo, ja ja me llevas una hora de adelanto, te leo ahora¡¡

    • Tranquilo miguel no me as copiado….al contrario lo as proyectado desde tu individualidad y desde lo que a ti te (calo) lleno)…..de eso se trata de que tu identifiques si llenar y el porque de el…

      Entrando en materia quiero hoy comentar en referencia a la palabra (espiritualidad) espiritual)….a que se refiere??? ya que entiendo que al espiritu o a la conexión con el…bien creo que es una palabra mal asociada y esta completamente (disociada)..me explico….sentirse espiritual…es referenciarse con un estado no terrenal….identificado por el espíritu…esa es la teoría…en realidad disociamos y no nos damos cuenta que separamos las cosas y les ponemos etiquetas….el interior que es?? sentirte espiritual???….nooo…el interior es el estado que refleja tu espejo de la totalidad conviertiendose en un eco y el en una imagen…referenciada en un cuerpo en un espacio-tiempo….
      cuando decimos espiritualidad….esta referenciada a un dios….a un dogma…y una creencia….en realidad allí se encuentra la disociación y la separación….es decir nuestro interior es el centro de todo y del todo….un estado espiritual o experimentar la espiritualidad…esta en relación a la separación…creando una referencia objeto…dios buda…etc…y posicionarnos desde esa referencia…perdiendo nuestro centro….de la totalidad desde nuestro punto….de referencia…..

      nuestras creencias nos separan de nuestro (ser)….el ser no entiende de espiritualidad…ya que el es todo…por lo tanto no necesita una referencia,….convertirla en un objeto darle el poder….y el manejar nuestras vida….un trozo de piedra madera etc…..o simplemente una creencia desde los extremos….dar poder a un estado interior y quedarse en el es dar poder…..a la inmovilidad…..todo lo contrario que el interior…referencia de la totalidad…sin dogma….el interior genera expansión…desde el movimiento-equilibrio.

      Un abrazo a todos

  4. Patricia, querida amiga. Extraordinaria crónica de un viaje en busca de la espiritualidad, en la que coincido con muchas, sino todas, tus apreciaciones, especialmente con lo referente a la espiritualidad y la realidad que brega por desprenderse de esta.

  5. Sabes miguel….el verdadero (yo)..se haya mas alla de la memoria….no es la experiencia,es el que vive la experiencia,y el que vive la experiencia el experimentador,es el factor atemporal de cada experiencia temporal….

    Somos un campo de probabilidades de infinitas posibilidades….

    Como te decía antes….en referencia a la espiritualidad…. es como las alegorías antiguas y dibujos de seres celestiales con un aura iluminada….como te dije en el anterior comentario…en realidad es un estado interior producido por tu propio estado de vibración….el experimentar un estado asi…la historia y los dogmas religiosos le pusieron una etiqueta….(espiritual)….para identificar un estado diferente de frecuencia y vibración…es simple…quitas la etiqueta y lo que queda es el estado de vibración.

    Un abrazo

  6. Patricia, gracias por compartir, he disfrutado mucho tus crónicas, el viaje del alma se manifiesta de muchísimas maneras…

  7. Brujita hermosa, que lindo tu relato, las experiencias vividas y tan bien contadas, espero sigas escribiendonos para seguir recorriendo junto a ti. Te quiero mucho. Sole

  8. Querida amiga Patricia….como te dije en su dia horas antes de partir en este viaje….es y será importante en lo que en el espacio-tiempo restante en tu vida…aquí….y en lo atemporal…es eterno…la palabra correcta es (es)…pero las etiquetas en este plano las seguimos utilizando…
    en este viaje….aparece el espejo….todo lo acontecido…tiene una relacion contigo de forma directa….cuando (buscas)….cuando esta el (caos)…el….es un espejo de algo que tu identificas…en ti….algo hay que ver en el..la relación mujer-hombre…los echos y momentos acontecidos….aquel hombre…bello…que te invito rozando tu mano…para dar…..porque realmente era dar…lo mucho que el tenia en esa extrema soledad….de un inmenso desierto….todos los echos tienen relación contigo….cuando ese sabio no podía darte respuestas….porque tu ya las sabias!!! pues porque preguntaste?…otra clave que debes de indentificar en ti.!!….es el espejo que refleja algo que debes de (girar) y (integrar)…hay muchos detalles….los cuales yo desde mi angulo puedo ver….porque aveces querida amiga hay que verse…a uno mismo desde fuera….es un momento propicio para ello…todos los eventos han seguido su curso….pues si (es)…hay que escuchar….para poder….generar…un movimiento en el (caos)….el te da la opción de ordenar….lo que ahora estas lista…y preparada para ordenar….y culminar en un equilibrio…

    El viaje….es tu descubrimiento….ahora simplemente trabájalo….acéptalo….e integralo en tu …código interno y reflejalo en tu vida.

    Un abrazo con muchos cariños

  9. Hola Mago, leido tus comentarios, me recuerda a Krisna, cuando en sus pláticas, puntualiza cada palabra como cirujano experto. Como dije antes , yo soy de a pie, mundano, y espiritual¡¡ porque así he aprendido, como Krista y tu , vuestra sabiduría proviene de vuestro intelecto.(esta última frase estoy seguro que Krina o tu me la rebatiréis , y haréis de ella motivo de disertación, es más creo que lei a Krisna sobre este tema), así que creo saber, que cuando empleo la palabra espiritual, la mayoría nos entendemos, o se me entiende, o creo explicarme…dicho esto he de decirte que me ha gustado mucho toda lo que me dices, y en este momento, cuando lo leo, soy consciente de lo que me dices, lo veo muy claro,…mañana será otro día y emplearé la palabra espiritual de la manera que me enseñaron, seguro, porque cuando empleo esa palabra ( con su separación, con su limitación de un estado..) …tu me entiendes¡
    Sobre tu último comentario a Patricia, me ha gustado mucho, creo que es cierto todo lo que dices (¿veraz?), que aquí hay que hilar muy fino con las palabras limitadoras que empleo¡
    Tu sigue escribiendo que ves te sigo, muy por detrás, pero te sigo.
    egun on…muy temprano para ser domingo¡
    estoy muy etiquetdo (soy?)

    • Buenos días…aquí un estupendo domingo de sol y viento….amigo Miguel…..no voy a disetar…pero si te voy a decir estas palabras (yo soy tu….y tu eres yo)…..todo lo que experimentas en mis palabras es la unidad….tu eres yo y yo soy tu somos todo…en el todo….y estamos siento todo…por eso querido Miguel….todo lo que identificas es parte de todo….no somos mundanos…somos (sensiblemente divinos)….recuerda…yo soy tu y tu eres todo (somos) (estamos experimentado la experiencia de la vida en un espacio-tiempo)….pero nada nos separa…recuerda ante todo somos (ser humano) no un simple humano como especie…

      Gracias por estar amigo entrañable…

  10. Estoy en este momento en una de las islas de Phucket. Phi Phi, es de noche y es cuando tengo algo de internet para leer vuestros mensajes. Corre una brisa quieta y hay un pequeños pajarillos que vuelan dentro del “estar”, unos leyendo, otros comen algo, otros estamos con nuestro laptop.

    Mago querido, como siempre digo, concordamos casi siempre con las ideas o reflexiones, no me detendré en el lenguaje porque él nos limita,, recurrimos a su estructura simplemente para poder comunicarnos, no todos tienen la misma visión de las cosas, esto referente a la palabra “espiritual”. Sonaría raro, “un país de vibración alta”??, no es posible. La vibración la hacen los individuos que habitan ese país. Son uno, pero como digo, no quiero detenerme en eso porque sería redundar.

    Me gusta lo del espejo, hubiera dicho lo mismo, y sin embargo. Preguntante. Por qué todos somos uno?, repetimos frases, ideas. Las comprendemos realmente?. El espejo en sí no existe, es el apego, las ideas, la mente lo que nos mantiene unidos antes un espejismo. Por ejemplo en esta parte del viaje. ¿Por qué un grupo de personas sienten y ven lo mismo ante un acontecimiento x?, todas coinciden con su espejo?, no verdad. Por qué?

    Por otro lado te contesto a tu pregunta ¿por qué pregunté al maestro algo que yo ya sabía?, quería ver donde estaba, cual era el “peso” de la persona que dirigía ese Ashram. La vibración de las personas con las que me rodeo será mi propia vibración, comprendes?. La verdad es que a veces pienso en qué preguntas tengo, y creo que mis únicas preguntas serían, “cómo me libero del ego”. Cómo detengo su parloteo para que las imágenes no me toquen más, para que no formen mi mundo. Y la respuesta ya la tengo, sólo que no puedo hacerla realidad. Igual que tú, que Miguel y tantos seres humanos que anhelamos el simplemente ser, ser sin necesidad, temor o apego alguno.

    Al mismo tiempo, hablamos en este blog de la consciencia, de lo que somos, de eso y tanto más…, y sin embargo, estamos en el mundo, nos movemos en él, interactuamos con el medio. Somos el medio, somos el océano humano que se mueve en los distintos continentes y somos únicos. QUé es lo único y qué es el océano humano?.

    Sólo desvaríos después de leerlos….. abrazos a todos bajo un océano vivo.

    • Querida amiga…el espejo es una forma de que tu puedas identificar en ti….y asi equilibrarlas…tanto la sincronicidad como los eventos conllevan multriples mensajes desde tus carencias virtudes defectos y anhelos….es la manifestación física de todos ellos para que tu despertar…pueda seguir abriéndose camino….
      Sobre los apegos…aferrados a esta densidad….pesada sin duda….pero sabes…amiga todo esta relacionado de forma (Intrinsicamente)….para darse una (trasformación)….la mariposa tuvo que ser ogura en existencia….arrastrando los apegos..y carga del juicio..pero se nos olvida algo!!!….cuando la oruga esta en su crisálida…es decir fase(proceso trasformación) …..cuando rompe la crisálida y sale la mariposa…(.sigue aquí..)..en el mundo físico…simplemente en otro estado…..vibratorio…experimenta la vida aquí pero en otro punto o estado o angulo..perpectiva..pero sigue aquí….la mariposa emana belleza en todo su explendor…su inocencia….en cada majestuoso aleteo….al posarse en una flor….ella experimenta el mundo que le rodea desde la belleza…simplemente porque ella emana belleza majestuosidad….armonia en cada movimiento….ella experimenta la vida desde el desapego…sabiendo que existe…pero ella esta en otro estado en el cual el apego no cabe….ella aprendio…y comprendio….luego en su crisálida dio conciencia, integro…..y su transformación….se realizo.
      La conciencia esta simpre en su totalidad…enfrende de nosotros…cada vez que damos comprensión,ella se filtra en el grado que hemos (girado) e (integrado)..cambiando a un nuevo estado.
      Como te liberas del apego??? de una forma fácil…y simple!! aceptando que existe…pero tu no le das poder…..recuerda el humano da poder a las cosas y las cosas se apoderan de nosotros….es simple hay apegos bien acepto que existen que me rodean pero yo no les doy prioridad…..dejalos como algo secundario….por lo cual como digo yo ( yo soy mi ser….el apego y el ego simplemente pertenecen a mis prioridades y el poder que deposito en ellos)

      Un grupo puede experimentar una similitud…pero jamas algo igual….por ejemplo cuando dices que ven…lo mismo ante un acontecimiento…..eso no es asi….(los ojos no ven…los ojos interpretan lo que ven….están condicionados bajo un manto y velos educación cultura creencia)…nadie ve igual….excepto cuando utilizas el (corazón-alma)…..

      El ego…..liberarte de el? es todo tan simple…el ego es escuchar a tu memoria-recuerdo….no hace falta liberarte de el…el ego eclipso tu inocencia a medida que crecias porque la educación y la mamoria de lo que aprendias reforzaba el ego…..ahora que sabes que el ego esta pero puedes cambiar (girar) e integrar que tu inocencia y tu esencia están delante….el ya no puede intervenir, a medida que refuerzas dia a dia tu inocencia desde la esencia…el ego que es lo superficial se queda perdido….en la inmensidad….de la nada otra vez…de donde se le dio poder para que emergiara en el ahora.

      Un abrazo muy cariñoso y disfruta de los pajaritos ellos saben vivir…en un estado de armonía y belleza.

  11. A la pregunta de que somos (uno)…sin duda…pero hay algunas diferencias y matices….somos uno en esencia unificada…(somos la gota de agua..y el agua)…
    Experimentamos desde el vehiculo-cuerpo….que a la vez contiene la carga transgeneracional del inicio de recanarcacion,eso nos hace experimentar sentir de forma individual…ya que sabiendo que aun que somos la misma (sustancia agua) la experimentamos de forma diferente ya que la huella transgeneracional de la rueda de rencarnaciones deja en su camino diferentes huellas y eso nos marca…y el vehiculo-cuerpo…tiene esa carga…manifestándose..en cada rencarnacion-vida….acción Karmica!!…

    La gota es nuestra conciencia…cuando ella cae en el océano….genera una onda que hace que todo el océano vibre….
    comprendo que la vibración es un estado individual pero también cuando alcanza la misma frecuencia..en otras…se unifica y eso hace una vibración unificada….(conciencia colectiva).

    Que es el océano humano?….mejor concretamos mejor y añadimos que es el océano del ser humano?…el océano es la sustancia en la cual podemos experimentar la (gota-conciencia)..para llegar a la unificación…dejando el apego…(colores que percibimos en el agua)….sentimiento-ego-dolor-miedo…..asi poder experimentar la sustancia como (agua-gota)…..cual es la diferencia? que antes se necesitaba la (gota-conciencia)….y ahora es el (agua-gota-conciencia)….

    Un abrazo amiga patricia deseo que disfrutes de el resto del viaje asi como lo estas haciendo y siento….muchos cariños de tu amigo-compañero..

  12. Sobre gotas, goterones y océanos…habría muchas cosas que decir sobre ese preciado y maravilloso elemento llamado, agua del que somos parte en su mayoria, así que si somos agua y somos vacio entre particulas y vibración ¿que somos en realidad?, pondría ahora a Bruce Lee, lo pongo detrás.
    Somo como la gota, somo Uno y Somos TODO, (muy dicho y requetedicho). MAgo explicame un poco la gota conciencia, es el clic¡ y cuando ES, un supraestado ya no haces clic¡ porque ya has llegado?
    La verdad es que el elemento agua,(gota, da mucho juego)… los diferentes estados, el goteo que erosiona, las ondas que se esparcen, ( ah¡¡ al loro, con el comportamiento de las ondas, sus direcciones y su sentido,…. para que se produzca un movimiento armónico… ah’ el movimiento armónico simple, ese que su frecuencia va aumentando y puede hacer que un puente se derrumbe al pasa de un ejercito que marcan el paso, o que un estadio caiga, o una farola se rompa, pero para ello tiene que existir la “armonia”, todos pueden vibrar alto , pero si lo hacen sesordenadamente entonces no suman.
    Lo dejo que me voy por los cerros de Ubeda…

  13. Mago, Miguel… hoy fue un día especial. Cada día tomo ´más consciencia de todo, de tanto que me falta por soltar, por callar. Tanto.
    Mago querido, no me has contestado lo que te pregunté.

    Miguel, hace un tiempo me enviaste un link de tu dropbox con muchos libros, había traído dos pero los tuve que dejar por peso en India, agradecí tanto tu regalo (link), tomé algunos y los estoy leyendo. Eres un hermoso ser humano.

    Estoy sentada frente al mar, un poco más allá una hilera de palmeras, en cada una de ellas hay un cable que se enrolla en su tronco, y de ese cable salen una serie de ampolletas, están prendidas, ahora están prendidas. El cable es uno, las ampolletas también lo son, y sin embargo…. cable y ampolletas dependen de la energía que corre por el grueso cable.

    La energía se apaga a las seis de la mañana, y se da nuevamente a las seis de la tarde, el resto del tiempo hay oscuridad, o, simplemente ausencia de luz, la energía sigue estando… el espacio que alumbran cada una de las ampolletas, que recalco, están separadas unas de otras, pero unidas por el mismo cable, alumbran el mismo espacio… así cada día, por cada año, desde hace mucho tiempo.

    Namaste amigos.

    • Buenos días querida amiga….si te conteste en los 4 o 5 últimos comentarios están escalonados ya que dejo que de mi emane cada palabra que escribo….no es mental simplemente dejo que fluya desde mi frecuencia (simil) vibración….entiendo bien lo de las bonbillas y el cable y la energía…..estos días estaba repasando unos apuntes de hace tiempo y encontré el porque el cuerpo necesita tanta agua somos mas del 90% agua…..es la forma que la electricidad energía utiliza para recorrer cada poro de nuestra piel y cuerpo…el electron-partuculas

      Pues si lees te conteste a lo de los apegos,a lo del océano.tambien a lo del sabio que preguntaste cosa que entiendo perfectamente…a lo de los grupos,a lo del espejo!!!. a lo del humano a lo de liberarte del ego y a lo que es la conciencia y como es necesaria y como se filtra en nuestro (ser-cuerpo) ..etc si lees bien las 4 o 5 comentarios últimos podras leer mis respuestas….espero las leeas si puedes además pensé que las habias leído…?? mis últimos 5 comentarios son para ti.

      Un abrazo amiga desde el océano del (ser humano)…allí sigue la mariposa con su (gota-conciencia) haciendo vibrar este océano….

  14. la primera vez que vi esa imagen , la mariposa que toca el agua, la idea que me vino no era nada de la conciencia, era sobre el espejo, yo lo interpreté como la imagen que vemos, irreal, que se desvanece, se distorsiona con el echo de la conciencia, ….cosas que me vienen, ejemm¡¡¡

    • Sabes miguel…eso es lo importante tu interpretación!! ella te da el efecto espejo…antes conteste a nuestra amiga patricia pero se ve que no lo a visto relacionado con sus preguntas…ya que me dice que no le e contestado será el efecto espejo???’ jejejjejeje….como te digo miguel tu interpretación es un mensaje….desde el espejo….por ejemplo yo expuse la mia atraves de mi imagen en mi whatssap cosa que as visto…y tu interpretaste algo que en ti hay que prestarle atención….

      Un abrazo amigo

  15. patricia, gracias por el piropo que me mandas, pero…me callo , no quiero romper algo tan bonito.
    agradezco el presente

  16. querido Mago, mi pregunta era “QUé es lo único y qué es el océano humano?. “…. sí sé que la respondiste, pero quise hacer algo en ti. Te devolviste, la miraste, leíste lo que escribiste para ver si habías contestado mi pregunta. Ahora te pregunto, después de leer lo que me respondiste, tu concepto de espejo sigue siendo el mismo?. Sólo respóndeme sí o no.

    Hoy me dediqué a observar, pensaba en nuestras conversaciones, en otra sostenida con mi amigo Hindú, y más… el mar baja muchos metros durante la tarde, es llamativo cómo lo hace y cada día lo mismo. Decía que hoy decidí sentarme en una pequeña roca que había quedado al descubierto después que el mar bajó, me quedé sólo estando, simplemente siendo en ese lugar. Al cabo de unos minutos, sentí que todo a mi alrededor comenzó a moverse, bajé la mirada, solo la mirada, mi cuerpo seguía inerte, y qué maravilla, decenas de pequeños bichos de todos los tamaños, formas y fines comenzaron a desplazarse, seguramente a encontrar pequeñas pocitas donde quedarse mientras el mar está bajo. Los miraba y sonreía, eran tan diminutos y cargaban grandes cochas y aún así, se movían, se iban abriendo camino entre la arena, las piedras, pequeñas rocas. Cangrejos, moluscos, y alto que parecería una bolilla de pelusas? y estaba vivo. Yo era un gigante que los observaba, a ratos amenazador, si respiraba muy fuerte, el movimiento cesaba.

    La vida, la individualidad, la existencia toda se abre milagrosamente, cada ser, cada alma va abriendo su camino a través de la intención, no hay suerte ni esfuerzo ni nada, la intención genera la energía que echará a andar el siguiente paso.
    Gracias Mago por tus interesantes aportes. Miguel, en un correo me pusiste, sólo observar el instante. ¿y me dices que no eres espiritual? (no se peguen en la forma de las palabras, son sólo el medio para comunicarse). Eres un ser espiritual y que está abriendo sus caminos maravillosamente, sigue así.

    Un abrazo.

      • Gracias Mago querido. Que tus días avancen en quieta armonía para que puedas sentir la realidad de lo real.

        La tarde estaba tibia, el agua más. Me fui al agua y estuve mucho rato, flotando, dejándome llevar por los movimientos, de pronto, sentí la necesidad de sumergir mi cara en el agua, como si estuviera ahogada, había silencio, mucho silencio, movimiento por las ondas en las que se balanceaba mi cuerpo en el mar, y abajo la arena cristalina y un agua transparente. Pensé…, el mundo abajo se crea según cuanta agua se interpone entre la arena y mi mirada. Sólo desvaríos locos en una noche con una brisa tibia antes de irme a dormir. (La noche esta realmente tibia y bella)…

  17. Gracias a ti…querida amiga…(gracias) el agradecimiento y ser agradecido es la llave que abre las puertas que están por llegar..

    Un abrazo en esta noche tibia y bella

  18. El efecto espejo…igual que el efecto boomerang….son nacidas desde la ley universal….el espejo es la forma en que nosotros podemos vernos desde otro lugar,el ego y los apegos desencadenan el efecto espejo…porque ocurre?…porque para llegar a (ser) debes pasar por estos estados…y lo mismo ocurre con el efecto boomerang….cuando lanzas un boomerang regresa otra vez a ti siempre
    siembra y recojeras…porque son leyes universales porque la principal ley es equilibrio y la otra expansión,al están en (tierra-cuerpo) necesitas el ego necesitas los apegos simplemente para que la ley universal pueda actuar para que tu puedas (ser)….tu eres (ser) pero al bajar aquí en (tierra) es porque debes de experimentar todos ellos ego apegos etc…..por lo cual es efecto espejo nos ayuda a reconocernos desde otro lugar…y nos dan la posibilidad de (revertir) (girar) para equilibrar….quiero matizar que el efecto espejo no nace por el apego….o el ego…el efecto espejo forma parte de la lay universal para equilibrar y poder experimentar tu (ser)….

    Hay que tomar nota de donde estamos!! y donde experimentamos,estamos en la tierra,si es asi tienes un cuerpo sin duda alguna debes de pasar las fases de la ley universal,y todos sus manifestaciones como el efecto espejo,boomerang…etc….para alcanzar tu (ser) en una milésima parte debes de pasar estos estados,y una vez pasados,simplemente estas en una milésima de lo que realmente es tu (ser)…todo caos…es una forma de ordenar…y ello equilibrar…ser…implica mucho mas que lo que experimentamos aquí aun asi debemos experimentarlos obviarlos es el (error)….

    Cuando se alcanza una vibracion mas alta….simplemete en el momento que seas conciente de ello!!! regresas a otra vibración mas baja para ayudar…aquien necesita experimentar…..subir es bajar para luego volver a subir….y todo para en el ahora y aquí (tierra)….pueda vibrar en otra frecuencia….todo es movimiento….todo vibra costantemente…aun que tu veas una gran montaña….y creas que esta quieta….en realidad vibra…todo vibra pero nosotros no lo percibimos.

    Un abrazo

    • Asi es amigo Miguel….quien esta arriba y experimenta una vibración su deber es dar desde la sabiduría….(no hay mayor acción social que sembrar conciencia)…recuerdas esta frase…pues asi es la ley universal cuando tienes debes de dar…cuando vibras debes de compartir…para que otras personas…puedan abrir nuevos caminos…ellas son tu..y yo y todos…y sin duda que me (repito y lo repetiré millones de veces…lo que yo te doy a ti el efecto boomerang que es una ley universal.. hace que regrese a mi…no en proporción…..sino en el grado de (conciencia que lo hice).

      Un saludo un jueves de sol

  19. aquí también un día precioso, como todos¡¡, pero cuando los rayos del sol penetran en ti , es la leche¡¡ que bueno¡¡
    A mi me pasa como a ti, que me repito como el ajo, y al final he desistido, ya con mis familiares y amigos intento, evito , hablar de estos temas. Intento ser yo, pero no quiero dar clases,… me tachan de pedante, de repetitivo…de siempre con lo mismo…así que lo tengo que hacer más sutil, con más disimulo, con más ….¿? dejemoslo así,…

  20. Hay que reconocer que cada dia es una semilla,buena o no buena..tu defines que semilla siembras..

    La semilla que pones es opcional,tu defines que semilla pones..pero la cosecha es obligatoria,segun lo que hayas sembrado.

    Aveces una simple frase….puede tocar la vida de alguien y cambiarle la vida.

    Un abrazo

    • efectivamente, no es solo sembrar, es sembrar de lo bueno, para recolectar lo mejor…así que mago sigamos, intentando, sembrar lo mejor de nosotros.
      un abrazo

      • Buenas noches querido Miguel…recolectar la siembra….es tan importante como ser el acricultor que abona el campo..para que sea fertil….para mi tiene importancia en abonar ese campo…ya que en el siembras…las semillas….y ellas crecen…dando todo su explendor cuando brotan sus petalos…el echo de sembrar conciencia es una forma de dar….para que al final llegue aquien lo necesite….todo se mueve desde el (caos)…y desde el todo se genera….la conciencia ordena el caos que tu as identificado como desorden…que bella es la vida cuando entiendes la importancia de sembrar…solo ser conciente que alguien a podido ordenar su (caos) desde un movimiento generado desde el dar….que mayor gratitud es saber que as echo lo que tu alma te dictaba…y tu ser….aceptaba como algo que tiene que ser….que hermoso es ayudar aquien necesita…que grande es la palabra generosidad….ella hace que el echo de dar….sea desde un estado de conciencia que a ti…te mueve para generar otros movimientos en este universo….que bello es contemplar…el caos…porque de el podemos organizar y ordenar nuestro equilibrio y bailar el son que el baile de la armonia del ahora! nos ofrece……no desperdiciemos ningun segundo horas ni dias o años..esperado encontrar….mirate a ti mismo y te reconoceras….y daras….participa de la vida que para ello estas….se….desde ti…y desde ti se tu (ser)….ayuda a los demas….ellos son tu….y tu ellos….si ayudas aquien necesita de tu generosidad….abres la puerta…a que el ser humano pueda comprenderse mejor y se conozca tal y como es un ser divino hermoso,que cuando se mira en interior se reconoce como inocencia…..y ella aporta desde tu esencia….amiga patricia el parloteo….como dices tu…ayuda a miles de personas a ser….y dejar de buscar altares para verse,mas el mismo….la energia contiene algo mas….que es amor….la energia mas el amor son la fuente de todo…..recuperemos la inocencia y da…desde el corazon….que hermoso es saber quien soy…que soy…para que estoy….gracias….ser agradecidos….a todos lo que es desde lo que siempre fue y esta. y sera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s