Ultima parada – Tailandia


Estar en Phi Phi me hizo darme cuenta más de lo que soy y mueve. Más de lo que debo despojarme.

Después de Cambodia, perdón,  Cambodia es muy grande, después de estar en Siem –Reap, pequeña ciudad que custodia Angkor , monumentales construcciones del siglo IX. Donde te paseas entre sus descomunales piedras con caras guerreras, figuras humanas, árboles y más.

20140222_065639Observas, rozas su tacto duro y sientes. Quieres retroceder el tiempo, piensas en las manos que tallaron esa piedra, en las que las levantaron, ¡cómo!, ¿cómo lo hicieron? Son tantas y tan descomunales. Todo parece poco.  Es asombroso y bello. Tal vez el único pero es que lo quieres para ti, no quieres compartirlas con cientos de turistas (gran porcentaje de ellos, chinos) que pierden la energía de tanto hablar, gritar y posar. Pero eso es ego, ya lo sé, el ego que me habla y dice, ¡antipáticos!. Luego los miro y pienso, soy yo, ellos son mí y toda la molestia desaparece. Acaricio una vez más los muros.

Busco un lugar alejado y me siento, mi mirada se resbala por la lontananza, los bloques, esos dragones-hombres que custodian cada lado del cuadrante donde se encuentran las muchas edificaciones.  Gozo lo que me ha regalado la vida en un silencioso y dulce momento. Me voy en el tiempo.

Siem – Reap en la noche cambia, es como estar lejos, en una calle ruidosa de ¿Estocolmo tal vez?, mucho alcohol, extranjeros mayores alejándose en tuc tuc con jóvenes asiáticos. Jovencitas delgadas y bien maquilladas esperando. Hay de todo, también turistas como yo, simples que caminan mirando y disfrutando el solo hecho de estar ahí, en un país de historias dolorosas, de gente sacrificada, de gente hermosa. De los asiáticos que he visto, admiré sus rasgos. Armoniosamente bellos. Recomiendo el paseo en pequeños botecillos por entre las casas colgantes, los bosques sumergidos, la gente simple que sobrevive el día a día. Bello. Bello…

Llegando a Tailandia.

Bangkok.

Nadie te dice lo gigantesca que es esta ciudad, nadie te advierte que debes seleccionar muy bien tus rutas, lo que deseas ver. O peor aún, admites que es tu responsabilidad, no te hiciste el tiempo necesario para interiorizarte y eso, da vergüenza.

Me caí de bruces en Bangkok. Me comió, me tragó en los tacos gigantescos (me tomó dos horas desde el aeropuerto al hotel, los otros tramos siempre eran de al menos media hora y eso que se supone estábamos dentro del mismo distrito),  los  famosos mercados atestados de pequeñas tiendas llenas de ofertas, no tan ofertas. De jóvenes principalmente europeos, huelen a alcohol, las calles se encienden en las noches. No estaba lo visto en India, no estaba Nepal con sus rostros montañeses, con el silencio robado a las alturas.

Acá está una calidez que no sientes honesta, luego lo entendí, están cansados de turistas, de tener la foto de su presidente hasta en los rincones más increíbles, del taco, de entregar la mejor oferta. Yo estaba cansada, bueno, hasta hoy. Hoy partí; destino islas de Phuket.

20140303_184658

Phi Phi LeyEn este momento, mientras escribo estas letras miro el mar, es de noche, el viento mueve las palmeras, unos cangrejos caminan apresurados sobre la arena blanca. Hace unas horas llegamos a Phi Phi Don. Una de las islas de Phuket. Hermosa, la necesitaba. Esperamos una pequeña lancha que nos trajo a las cabañas, la nuestra; pequeña, no tanto. Una terracita lo suficientemente atractiva para desear sentarte a mirar, solo mirar y sentir, también una hamaca.

 Comí una ensalada y una sopa, rico. Ahora necesitaba algo dulce, es esa tremenda adicción mía, comer algo dulce al final, final de cualquier cosa. Fui a buscar el laptop, pedí una taza de té y dos panqueques (de esos gorditos, con mucha miel), me los engullí.

Estos días son los últimos, ya se está acabando este viaje.  Miro las estrellas y recuerdo las estrellas de mi amada Laguna, cuando la noche está negra y el viento sopla con rabia, cuan hermosas se ven, no tienen nada que envidiarles a estas, creo incluso que son más hermosas porque las noches son más negras, negras de silencio, de un quieto silencio.

20140302_162446El día pasó rápido, nadar, tomar sol, ¡por fin! (India y Nepal muuucho frío). Ahora, no hacer nada, solo vegetar como un cangrejo. Me metí al mar, quería snokear un rato, mirar los peces, los vi, Muchooos… y por supuesto tenía que pasarme algo.  Algunos de ellos, los con cara más amistosos, de cuerpos rosados y esbeltos…, decidieron mordisquearme, ¿por qué a mí?, habían varias otras personas haciendo lo mismo, pero no, a mí. Los re-miré, trataba de advertirles que si lo hacían de nuevo me los comería, no me creyeron. Finalmente y después de admirar esa fauna marina, tan multicolor, me salí, preferí la hamaca, ahí nadie me mordería.

Ahora, es de noche nuevamente, me vine a nuestra cabaña, Carmen Gloria se quedó pegada a su celular en el “restaurant – comedor – sala de juego – lectura, y señal… ella necesita estar conectada con su mundo.

Cuando estaba abriendo la cabaña, alejada de todo (hoy nos cambiamos a otra. Al  lado de la que estábamos  (ambos lados)  llegó un grupo de chinos, tal vez cuatro  parejas con sus respectivos niños, nuestra cabaña quedó en el medio de gritos, movimiento…, terrible. Ahora estamos en una del mismo tamaño pero totalmente de caña, recordé el amazonas. Bueno, como decía entro a la cabaña, me alumbro con la pequeña linterna, abro la puerta y prendo la luz. Siento algo que cae rozando todo mi brazo derecho. Me doy vuelta y la veo. Una serpiente. ¡No podía ser!, la miré, traté de sacarle una foto o Carmen G. no me creería. Se escabulló pero ya tenía miedo, siiii, mucho miedo o …. ¿Nervios?, sentía todavía su piel suave sobre mi brazo, no, no pensaba bajar el mosquetero sola, (antes ya habíamos encontrado un escorpión enredado en la malla) necesitaba a mi mamaaá… como no tengo, fui por Carmen G. Se rio cuando me vio aparecer de nuevo en el “esta” , “qué pasó?” me pregunta. Le cuento que la necesito. Ella se levanta toda valiente y me acompaña a bajar el mosquetero y dejarme acurrucada en mi cama. Al menos estaba protegida por una malla de menos de tres milímetros de espesor. No importa, es una malla.

Me pongo a escribir, hace calor, siento mi cuerpo transpirado, no quiero salir a la terraza, está muy oscuro, el mar está a nuestros pies, ¿y si me cae la serpiente de nuevo, o se me sube por las piernas”, me quedo, pero quiero salir. Lo hago cuando llegó de regreso mi amiga. Ella es valiente, yo no. El mar justo bajo nuestros pies se escucha y ve hermoso…, el cielo está plagado de estrellas, pero aún así, en Laguna las noches son más negras, será que la ciudad y los turistas se comen la noche?

Ya es de mañana, vamos camino a tomar desayuno y la veo. Es hermosa, llamó a Carmen Gloria, “miiiiira, esta es”. Se devuelve y la admira. Sí, vaya que era grande me dice con una gran sonrisa. Los chinos se amontonan a verla, gritan y se revuelven entre ellos. Nosotras nos alejamos, pobrecilla, si no hubiera dicho nada tal vez estaría arrastrándose por entre los árboles todavía.

Mañana día de buceo y excursión por las islas de Phi Phi ley.

Ya llegué.

La isla es maravillosa, es aquella en la que se filmó una película donde actúa Di Caprio, lamentablemente y gracias a ella, la isla se hizo conocida. Me contaba el conductor de nuestro bote que hace cinco años uno podía entrar en la playa y admirarla, ahora no se puede.

Menos mal que llegamos muy temprano. Cuando entras en su bahía te quedas admirando tanta belleza en silencio. Una hora después te admiras, ¿dónde quedó la playa de esta isla?, cientos de turistas, no exagero, decenas de yates, botes, lanchas se abren espacio como un animal furioso. Sentí tristeza, vergüenza, les quitamos el silencio, les robamos la paz a todos estos habitantes, sí, ya sé que ahora viven del turismo, pero eso mismo los ha enlodado, han perdido su pureza. Tal ve antes tenían menos pero eran más puros.

En un par de días parto. Comprendí, que sin importar donde esté tu tierra, si tiene grandes espacios de belleza o no, ahí es donde encontrarás la real armonía. Ahí es donde debes poner tu empeño para protegerla, cuidar cada árbol, cada pedazo de tierra, cada metro de cielo.

Quiero ver a mis hijos, a mis perros, a tantos seres que amo y me aman. Mi Laguna, mis silencios, mis pinturas, mis libros, esta rara vida mía que me tiene con tantos apegos con los que toco el mundo cada vez más sutilmente. Más quietamente o tal vez, más conscientemente de todo lo que soy.

Anuncios

13 pensamientos en “Ultima parada – Tailandia

  1. Hermosas imágenes, sobre lo de los turistas te comprendo y comprendo a los lugareños,aqui pasa igual en verano el (turismo).
    Antes en tu anterior crónica te había contestado a todas tus preguntas pero no lo viste o no te diste cuenta en varios comentarios en cadena.

    Yo creo que mas se asusto la serpiente de ti que tu de ella!!!! jejejejje….(miedo)….para que amiga….el miedo no sirve de nada….creo que es el concepto mental mas inútil que e podido conocer y experimentar.

    Sabes cuando ellos pierden el silencio….es porque es una forma de generar un movimiento-caos-equilibrio….nada pasa por nada….que sentido tendría la sincronicidad de eventos…para que todo siga en equilibrio desde los cambios…nada permanece en un (estado por siempre).

    Cuando te refieres a los abitantes que antes eran mas puros…la pureza completa no existe!! la naturaleza es sabia…y siempre encuentra formas de generar cambios para cambiar lo que en ella esta….

    Bueno espero disfrutes de tus ultimas horas o días….de este viaje…

    Un abrazo estimada amiga

    • Mago, por lo que me has contado el lugar que vives debe ser hermoso. Cuídalo. En cuanto a la serpiente, seguro que sí, ella debe haberse aterrado, pero que diablos, ella cayó sobre mí y no yo sobre ella.

      Mago, cuando ellos pierden el silencio es porque es su camino, hasta que deje de serlo. Como los moluscos del mar, hay seres humanos que deciden, a través de la intención, ser cangrejos, caracoles, estrellas, etc. No es bueno ni malo, sucede. Pero ese suceder nos involucra a todos, tú mismo lo repites a cada rato, todos somos uno. QUe no sea una frase que no se comprende en esencia si no una realidad. En la medida que la humanidad no tome consciencia de lo que realmente son, seguiremos atados, seguirán atados al caos y el sueño.

      En cuanto a los habitantes puros, vuelvo a tus palabras. La pureza completa existe en el todo, nosotros lo contenemos, por lo tanto si hay 1 puede haber 10. No te das cuenta que este isleño cambió su vida, (por supuesto que inconscientemente) por consecuencia de el impulso que generó un evento x ( en este caso esa película), es cierto que el podría haber abierto otro camino, pero es como un pequeño surco que abres al lado de un rio, el agua se va por donde sea más fácil fluir. Ese es el problema. Ese es el libre albedrio, ese es punto.

      La naturaleza no encuentra formas para generar cambios, la naturaleza ES. Es completa y en ella está contenido todo, son las individualidades las que generan los estados. (te iba a hacer una pregunta pero la dejaré para más adelante, ya no podré responderte y no quiero dejar inconclusos los diálogos).

      Un abrazo para ti querido Mago.

  2. Ja, ja Patricia, deja que me ria un poco, te leía y una sonrisa se esbozo en mi cara al leer lo de los turistas, me digo “Patricia no cambia¡” acto seguido, se lee tu arrepentimiento , el ver a su ego, lo deja estar.
    Ha habido cosas en este relato que me han causado un sentimiento muy fuerte. Ayer caminaba y de pronto surgió en mi una pregunta que no se porque llego. “¿cual es el patrón que hace que las cosas, o unas personas sean bellas y otras no?” de repente, con tanta sección aurea , con el numero PHI, me contesto yo mismo..Phi es la respuesta, las caras con proporciones aureas y armónicas son bellas¡.
    Te leo y vas a Phi Phi ( doble phi) y de repente reparas en la belleza de las caras. Cuando te leía no podía creérmelo.
    Hablas de los cuatro puntos, los cuatro elementos, de las piedras del pasado, y hablas del mar, y del agua, otra vez aquí está. Yo que soy de pueblo de mar, me encanta sentir ese contacto, me gusta hacer amneas ( dentro de mis límites, muy cortas), pero la sensación de paz que encuentro en ese estado emulando al feto que fui y que buceaba en el vientre de mi padre es una de las sensaciones más placenteras que conozco.
    Miedo de la serpiente.¿ no te has preguntado el símbolo de la serpiente? habrá algo escondido en esa aparición…
    Miedo es bucear en la noche cerrada y abrir los ojos en esa basta oscuridad…¿lo has hecho?
    Y me encanta que tu corazón vuelva a donde partió, que el círculo se cierre, y que regreses a casa con los tuyos y lo tuyo, con la Laguna Verde, con el Mar Cantabrico (m.a.), o el Mediterraneo (mago), AL FINAL NECESITAMOS DE LA IDENTIDAD, que difícil desapegarse.
    Alucinaste con la noche estrellada, añoras tus noches, fuíste a buscar la soledad y el silencio, pero TU silencio es diferente….ay Patricia has tenido que viajar lejos para darte cuenta de lo que tenías tan cerca.
    Un fuerte abrazo, y disfruta de lo que te queda de viaje, no añores a los tuyos, ya sabes la vida es AQUI Y AHORA no hay otra, lo otro llegará en su momento.

    NAMASTE

    • Buenos días Miguel…..yo primero??? nooooooooooooo………la palabra correcta que se alinea a la veracidad de el evento…es……(sincronicidad)…. ni primero ni anterior sino que hay una sincronicidad dentro de un evento creado desde otra sincronicidad….

      Un abrazo

  3. Miguel, te pregunto, si la proporción área se aplica en un ser humano lo hace bello, entonces, ¿por qué en unos seres humanos la proporción se aplica con más fuerza que en otros? qué hace que esto ocurra?, reflexiona en ello.

    No he tenido que viajar para darme cuenta de lo que tengo, lo valoro y amo cada día de mi vida. He viajado porque debía hacer esto, no antes no después. Tailandia es sólo un trampolín, el objetivo directo era India, y se cumplió a cabalidad.
    Querido Miguel, Siento pena porque cuando ves a través de revistas o comentarios de amigos que un lugar es bello, exuberantemente bello y ahora destruidos, eso da pena. El ser humano inconsciente es como una langosta que va destruyendo todo a su paso. Cuando hablo “del ser humano inconsciente”, no generalizo, si no que toco al que le corresponda caer en dicho adjetivo. Espero se entienda así. Habemos gente que siempre estaremos cuidando el entorno, con la intención, el pensamiento y la acción. Siendo respetuosos, no haciendo algo que interfiera negativamente en nada, me explico?… ese es el punto. Todos tenemos derecho a poder acceder a la belleza, sólo que debemos en la misma magnitud que está ese deseo, la intención y el respeto, así como aquellas personas que hacen usufructo de las reservas de nuestro planeta con el sólo beneficio de enriquecerse más. No creo en la sincronicidad inconsciente, creo en la intención de cada ser humano y en el libre albedrio para subir, quedarse o descender.

    Por ultimo. Sabes tú el significado de la serpiente?… si lees mis crónicas en la selva de perú y el ayahuasca, comprenderás que he vivido experiencias muy cercanas con ellas. >Pero sí, si la siento resbalarse por mi brazo todo mi sistema nervioso explota. Sabes, hablaba con mi amiga de eso, por qué le temo tanto a dos cosas. El mar de noche (me aterra) y los insectos rastreros. He tratado de nadar en el mar en la noche, pero es superior a mí, no puedo hacerlo, al igual que sentir caminar sobre mi piel a algún insecto. Araña, baratas, etc. No les tengo miedo si las veo, pero el sentirlas… me supera, está claro que debo trabajar en ello, en algún momento lo lograré.

    Bueno amigos, es mi ultima noche en Phi Phi (tantos phi phisss)… les dejo mi abrazo y estamos hablándonos”.

    “Mientras sea capaz de observar lo que está sucediendo afuera con la misma imparcialidad con la que observó lo que ocurre dentro, estaré un paso más adelante para quitar la venda que cubre mis ojos”. El infinito océano, el ocaso impetuoso y yo, caminamos hacia el infinito.

    Namaste, mi alma abraza a la vuestra.

  4. Great, just great!!! You’re a very lucky woman of experiencing all these spiritual adventures in this life. What would you leave for your next life, meet me in person? Ha, ha, ha. Kisses for you, darling.

  5. La cultura…y la creencia en ella es la que cuando tu estabas en ese tren…los hombres te trataran de una cierta forma…no el (hombre) como hombre….las personas identifican una cultura como su (raiz) y asi se le da poder…en realidad….(la conciencia tiene por finalidad la union de todas las conciencias,transformar la materia en espiritu…hacerla regresar a su origen)….

    Un abrazo….y gracias a todos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s