Temporada de sky


El cielo estaba de un azul que cegaba a cualquier océano, la montaña pletórica de blanco, el silencio inmenso. Así viví el retorno al sky, deporte que me encanta practicar en invierno.
Subimos temprano, muy temprano, cuando casi todos duermen, a medida que avanzábamos iba dejando atrás la ciudad y todo su vorágine, los mall, los autos, el cansancio y la tensión de la semana. El frío también era intenso pero el sol se regalaba pleno y generoso. A las 09:00 ya estábamos subiendo los andariveles, era la primera vez de este año, por lo tanto vas con una adrenalina mayor, comienzas a sentir las sensaciones que estaban dormidas del año anterior, esa fuerza que se te mete en el cuerpo, esa sensación de libertad absoluta, esa paz.
Los descensos estuvieron cargados de plenitud, esos estados redondos en que tienes todo, sensaciones, emoción, absolutismo y por un pequeño instante te sientes totalmente uno con el entorno, de hecho y ahora que lo recuerdo, hubo un segundo en que perdí la armonía y no estaba eskiando como me gusta, respiré, y metí todos mis cuerpos en uno sólo, tomé conciencia de ellos, y fui otra vez con la tierra que generosa se me entregaba a mis pies.
En el climax de ese día, quise no tener cuerpo, quise no tener rostro, quise no existir para vaciarme completamente en tus ojos.

Anuncios

Un pensamiento en “Temporada de sky

  1. Es este un deporte que aprender en edad temprana mi querida Patricia, yo no tuve la oportunidad, así que nado y nado en medio acuático, más asequible para mí!me alegro de tan grato día.Un beso.Gcc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s