Desvaríos


La vida y sus vaivenes.

Corre esta vida llevándonos en su grupa, como pequeños siervos perdidos sin saber a dónde van tan de prisa, corren en un sueño que no descansa de soñar.  Y en ese sueño eterno canta mi alma.

¡Corre!, corre vida llévame en tu grupa de nube hasta la última estrella, déjame acariciar sus ojos de siglos, deja que corra por su piel de luz hasta que la haga mía. Corre vida, corre tras mis pasos sedientos de estelas, hambrientos de estelas…, de estelas azules.

Corre por las venas de la tierra, hacedle cosquillas al Dios que levanta tu ojo y en quieta mansedumbre te muestra el suyo.

¡Ay! Añoranza de eones, como avanza el tiempo, en ese minuto de sueño, que no existe más que en el loca carrera de un reloj de arena mientras sueña. Corre, corre alma mía por los dedos de Dios.

Anuncios

9 pensamientos en “Desvaríos

  1. Mar, música, palabras… consigues envolvernos en la magia de tu creatividad, que deseemos acompañarte a lomos de esos sueños.

    No podría haber tenido mejor regreso del mar que el que nos ofreces en esta entrada. Gracias, es todo un lujo.

    Un abrazo.

  2. La vida te hace correr de la mano con quien más quieres, pero te encuentras a veces con dos caminos decides por el errado y te sueltan de la mano,mmmmm….una reflexión. saludos Ricardo

  3. Que bellisoma conjuncion de aguas, sonidos y bellas palabras nos regalas en esta entrada. Ideal para disfrutar una mañana soleada. Un saludo

  4. Amigo querido, hoy por fin me hago un poco de tiempo para poder agradecer tu visita, tu compañía.

    Concha, que agrado verte…. me alegro que te haya gustado esta reflexión. Un abrazo.

  5. Encantadoras lineas que no solo nos llevan sobre un animal, el corcel que se pierde con el viento, el sentido libre y el correr de los sueños.

    Me recordo que cuando niña montaba sobre el lomo de los chivos, me sostenia de las orejas del animal, para que este corriera halaba de su cola, era divertido, reia sin descansar, mientras sobre un silvestre arbol de nueves, grande era este y me sostenia fuertemnte para que el viento me meciera, mis cabellos castaños volaban, y yo, yo volaba con las nubes que se movian, el animal sobre el excremento dejaba salir balidos, y yo reia mientras recogia las nueces del arbol, era ricas en aceite y el cuerpo se llenaba de propiedades, el chivo me olfateaba, me caia no se cuantas veces de su lomo y este con el hocico me empujaba, me hice familiar del animal, este con gusto me paseaba por el corral.

    Son hermosas las lineas, te pondre en mis espacios y hare enlaces, visitare tu espacio para seguir leyendo.

  6. El alma llevaba prisa, el reloj se movio con violencia, era el canto de las aves y mi alma se elevaba como cual angel y la tormenta llego dejando una estela de espuma en tu boca, en la mia … eran Dioses los que caian y las nubes se elevaron alto, muy alto para ver las estrellas, estaba tu alma y la mia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s