Paseos en Bicicleta


He decidido retomar un viejo vicio, el ciclismo, comencé hace unas semanas y cada vez que puedo me arranco a algún lugar de Santiago, alguna playa o faldeos de la montaña más cercana, debo confesar que me ha gustado lo que he visto, en cada pedaleo me cruzo con algo que me causa expectativa, una mujer corriendo, un hombre exudando adrenalina, otra mujer, ésta más adulta…, de todos nacen una serie de especulaciones, puedo sumergirme en sus vida y las veo todas, enteras y sin sombras. Me asombro.
Veo una pareja caminando rápido mientras y a través de controlados jadeos suben con su pequeño retoño, seguro desean que el pobre infante respire algo de aire puro, el poco que se puede ambicionar en Santiago.Partí en el cerro San Cristóbal, es uno de mis preferidos, los fines de semana se llena de gente que ansía hacer algo de deporte en una zona donde podemos sentirnos en las “afueras de la ciudad”, aún estando en el mismo ombligo de ella. Ahí encuentras de todo, todo un zoológico de seres humanos, al cual por supuesto me incluyo. Me encanta ir allá, como no, después que salgo de casa, eso si, con música, sin ella no podría, de abrirte paso entre buses que te ignoran, autos que sólo les importa abrirse camino rápido para llegar a un destino, da lo mismo cual ¡pronto! y peatones que ocupan toda la vereda llegas a la subida del Cerro San Cristóbal, la de Pedro de Valdivia, me queda más cerca. Pasas la entrada y ves un montón de ciclistas y peatones bien aperados con botellas de algún liquido y con una equilibrada ropa deportiva. Conversan, ríen, ajustan cronómetros y se comienzan el ascenso. Los que vienen ya de regreso traen otra cara, esa de ¡Lo conseguí! y saben que?… se les ve más livianos, como si hubiesen dejado arriba la carga con la que subieron.

El siguiente nos fuimos a Viña, por supuesto que en Jeep y las bicicletas agarradas de dientes y uñas en la puerta trasera, el día estaba hermoso, corría una suave brisa y el sol todavía ardía en mi piel, el mar me dejó limpia, limpia de ciudad, de hastío, limpia de sensaciones pesadas. Quedarán algunas fotos de los diferentes paseos, para que disfruten también el paisaje de mi amado Chile, es curioso, con los años me estoy poniendo más patriota.

Anuncios

3 pensamientos en “Paseos en Bicicleta

  1. Bien Patricia, creo que a veces se necesita esto, de sudor en sudor subir hacia la naturaleza oculta y dejarse llevar por las lineas del sol, el ejercicio es importante, el aroma a hojas verdes magnifico, el viento necesario. Cuesta abajo y sin frenos regresas. Ahora a escribir.

    Chinasklauzz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s