Protegido: El punto de partida…

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Reflexiones (Entre el cielo y la tierra)

Entre el cielo y la tierra

En el nocturno palpitar de las mariposas nocturnas, donde brilla la esperanza del mundo, donde todo parece renacer.

 Ahí, donde de alguna manera el ser humano atisba con renovada sabiduría que hay más, más de lo que jamás imaginó.  Allá, en la tibia  llanura del silencio, donde todo es manso y dócil, donde la palabra no crea ni entorpece, donde está la matriz de la comprensión.

 Ahí, entre el cielo y la tierra, donde todo acontece de manera insospechada, lumínica y asombrosa, ahí estoy yo. Dios. Tú. La espiga, la piedra, el lucero.

Ahí…, ahí adentro, en ese palpitar que da la vida está todo.  Ardiendo como en el corazón.

LAS EMOCIONES EN EL CEREBRO

La Doctora Candice Pert, Ph.D es una farmacéutica reconocida mundialmente. Ha publicado más de 250 artículos sobre los péptidos, los receptores y la conducta de estos neuropétidos en el sistema inmune. Se licenció con un doctorado en farmacología de la facultad de Medicina del John Hopkins University.

 Incluso antes de ser la responsable del departamento de la bioquímica cerebral del Nacional Institute of Health, Candice Pert hizo un descubrimiento que cambió la forma en que los científicos entienden la conexión mente-cuerpo. Encontró el receptor opiáceo; el mecanismo a través del cual una clase de químicos (los péptidos) alteran la mente y el cuerpo. Su investigación le llevó a la comprensión de cómo funcionan las emociones como sistemas regulatorios en el cuerpo

 El trabajo de Pert ha ayudado a cambiar el paradigma de “emociones como neurociencia” a “emociones como biología”. En su libro –Todo lo que Necesitas Saber para Sentirte Bien/Dios- ella lleva la ciencia del sentir un paso mas allá y presenta el concepto de “emociones como física”

Las emociones, aclara Pert, no son simplemente química en el cerebro. Son señales electromagnéticas que afectan a la química y a la electricidad de cada célula del cuerpo. El estado eléctrico del cuerpo está modulado por las emociones cambiando el mundo desde dentro del cuerpo.

A cambio, Pert descubre que los estados emocionales afectan al mundo fuera del cuerpo. Le pedí a Pert que explicara como es posible que las emociones tengan ese poder. “No somos simples pedazos Sigue leyendo