Nostalgia, Liz Duran


Una deliciosa reflexión de la autora (Amiga  y poeta Mexicana) Liz Duran.

“Ésto viscoso y dulce que escurre de mi corazón como un cielo resquebrajado, con su vago olor a sufrimiento y maravilla, es lo que a veces no puedo seguir guardando en los rincones donde queremos ocultar al dolor. Puedo sentir cómo escurre inundando mis husos y mis venas. Está cubierto de oro viejo pero su resplandor no cancela su origen, que es la pena. Aún así, qué magnífico tener esas goteras que dejan escapar esencias de nostalgia, de amor, de vida…
Como el llanto de un bebé, como los ojos de los cervatillos, la mansedumbre de los perros: así de cierto es que para tener estos tesoros es necesario haber amado con ternura de gorrión y con caricias de pantera. Haber vivido los momentos más dulces, las ácidas palabras de abandono, la fiera dentellada: soledad.

Poder amar con la cabeza llena de pájaros y flores, el corazón galopando en las nubes. Con los dedos crispados, con labios escocidos. Haber permanecido pendiendo de un recuerdo como hilo de cometa, haber quemado los pulmones con el aire punzante de la desazón: haber amado.

Ese es el pasaporte hacia este punto en el tiempo, hacia este lento deslizar de lo viscoso y dulce que de vez en cuando mana del corazón como un quebrado cielo.”

Anuncios

6 pensamientos en “Nostalgia, Liz Duran

  1. Así es, aún pareciendo que debiera tener la sensibilidad de un puerco cochino, el otoño revive en mi la nostalgia, el paseo por el parque, la lectura y memorización de los versos de Hernández, Machado, mi admirado Brodsky o mi Alfonsina Storni, y tantos y tantos más. Recuerdo que antaño tuve que acudir a una clínica de desintoxicación para quitarme del vicio y poder así regresar al relato puro y duro.

    Es mi época más infantil, incluso algo triste pues me devuelve el recuerdo de los que ya partieron antes que nosotros.

    PD Ahora estoy enamorado de la pluma de Roberto Bolaño, tu paisano, me tiene prisionero, y como es habitud en mis quehaceres desmesurados, al ser un placer el leerlo, es terminar uno de sus libros y comenzar otro, al margen de su, por desgracia corta, biografía, que tanto me identifica de cerca.

    Abrazo versado otoñal

  2. Nostalgias de amores pasados, de pasiones apagadas, vibrando de emoción… un maravilloso y emocionante texto de buena prosa poética.

    Gracias, Patricia, por descubrirme a esta poeta.

    Besos.

  3. Poder amar con la cabeza llena de pájaros y flores, el corazón galopando en las nubes. Con los dedos crispados, con labios escocidos. Haber permanecido pendiendo de un recuerdo como hilo de cometa, haber quemado los pulmones con el aire punzante de la desazón: haber amado.

    There are no words!! Just beautiful 🙂

  4. Milla…. besos.

    Edward, nunca hubiera pensado que te gusta Storni… uno siempre aprende, en todo caso me encanta que te guste. En cuanto a Bolaño, sabes qué, creo que es gusto de hombre, pero me alegra qeu sea así. Un abrazo gigante para ti. (cómo va la novela?)

    Ernesto, sí, poder amar así vale cualquier cosa, incluso si lo que viene luego es el dolor. Un abrazo.

    Fire, me alegro que te guste la música, sé q a algunas personas les molesta, pero bueno, está la opción de silenciarla y para los que la disfrutamos, bienvenida sea. Un abrazo pequeña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s