Hace tanto…


 

Hace tanto que no te hablaba. Tal vez sea el verano que no me suelta los dedos…, pero acá estoy.

El fin de semana pasado estuve en la playa, como nunca, mientras caminaba por la arena y el agua que estaba tanto o más fría que un invierno crudo, sentí la realidad de un destiempo que me abrió como se abre el cielo despues de una tormenta, por escasos momentos, como suele ocurrir con el entendimiento, una realidad me despojo de la ceguera dejandome con un halo a sinsabor religioso.

Era el océano y yo, mis pies haciendo contacto con él agua, mis ojos acariciando su lomo, mi mente desprendiéndose de las palabras. Primero me salí de ese instante, es curioso, pero yo ya no estaba en el cuadro que tenía delante de mí, miraba desde afuera como si fuera casi, un paisaje surrealista, luego de tomar consciencia de ese preciso momento, decidí sacar parte de esa agua azul grisácea, no fue difícil, solo la saque con mi mente, y quedó lo demás dentro del cuadro de una “realidad” en la que estoy inserta todo el tiempo. Salvo en ese momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s