Unos Ojos.


Hoy ya esta el día ido, y por alguna rara razón, que no tiene peso, ni forma vienen a pisarme unos ojos profundos, bailan con fuerza en mis manos, en mi memoria, en mis días, ojos que nunca han tocado mi cara y sin embargo siempre vienen a buscarme.

Hoy, el día se resbalo por mis piernas,
se deshizo en silencios por todo mi cuerpo
hasta quedar tendido a mis pies,
mírame extrañado por esa rara
quietud que late en mis dedos,
mírame inflamado de amor,
de un raro amor,
como si fuera yo Dios
y él un Ángel en destierro.

Como siempre digo, hay días así…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s